21 de enero de 2020

bizcocho de limón y arándanos



¡Feliz 2020!

Nunca una sabe cuando va a ser la última vez que le feliciten el año entrante.

Lo vamos a estrenar con una receta de bizcocho. Una variante de un éxito del pasado de este blog, actualizado a los tiempos modernos (y menos azucarados) en los que ya "reinterpreto" recetas y me da menos miedo inventarme cosillas o variar cantidades de las recetas originales. Se llega a tener una lógica y un ojo bizcocheros.

Lo que no es un invento de mi persona y está garantizada es la combinación excelsa de limón, arándanos y semillas de amapola. Esta vez, en las notas no os voy a proponer versiones de "aromáticos" porque esta es perfecta en su perfectitud. Y así debéis probarla.

Ingredientes

· 4 huevos
· 60 g de zumo de limón
· 50 g de aceite de oliva suave o girasol
· 150 g de kéfir
· 100 g de nata
· 250 g de azúcar
· Ralladura de dos limones grandes
· 400 g de harina
· Un sobre de levadura química
· Una pizca de sal
· 2 cucharadas de semillas de amapola
· Arándanos

Preparación

1. Comenzamos batiendo los huevos con una batidora de varillas y sin dejar de batir vamos añadiendo el resto de ingredientes poco a poco y en ese orden (excepto los arándanos).

2. Volcamos sobre un molde previamente engrasado. Echamos ahora los arándanos sobre la masa y los mezclamos para que queden bien distribuidos.

3. Introducimos en el horno precalentado a 180 ºC durante 45 o 50 minutos. Podéis comprobarlo con el truco del palillo.

3. Retiramos del horno, esperamos 15 minutos antes de desmoldar y dejamos enfriar del todo.


Notas

- Si no tenéis kéfir y nata, podéis sustituir por 250 g de leche entera mezclada con yogur natural.
- Ni una casa sin limonero, es otra dimensión lo de estos limones :)