20 de febrero de 2021

orejas de Carnaval, orellas de Entroido

Aínda estades a tempo!

Creo que todavía "se vale" hacer una tanda de orejas de Carnaval. Por aquí las hicimos el miércoles por primera vez (en mi caso). Los freixós fueron cortesía de Ángeles :)

Como fuentes de sabiduría recurrí a las habituales (Uno de dos, Recetas de Rechupete, La cocina de Frabisa) y a una muy especial, la madre de Juan, que me pasó una foto de su recetario y me enseñará a hacerlas en cuanto sea posible.

Salieron un buen porrrón. No todas nos las comimos, sino que les llevamos un platillo a los vecinos (se instalaron nace no mucho en el edificio) por aquello de la cortesía vecinal :)

Ingredientes

· 1/2 kg de harina de trigo
· 2 huevos
· 125 g de leche
· 75-100 g de manteiga (manteca de vaca), mantequilla o una mezcla de mantequilla y manteca de cerdo
· 50 g de azúcar
· Ralladura de limón
· Un chorrito de anís
· Una pizca de sal
· Aceite de girasol o de oliva suave para freir

 Para decorar

· Azúcar glas o azúcar blanquilla

Preparación

1. En un bol mezclamos bien los huevos con el azúcar, la manteca de vaca ligeramente derretida, la leche, los aromáticos (anís y ralladura de limón) y la sal.

2. Añadimos la harina tamizada poco a poco y comenzamos a amasar.

3. Amasamos durante un buen rato, podemos deleitarnos, la masa es agradable, húmeda, no se pega a las manos. Si queréis podéis amasar unos 10 minutos, hacer un reposo y retomar otros 10 minutos.

4. Una vez esté bien amasada y tengamos una bola lisa, la tapamos con un papel film y la dejamos reposar aproximadamente una hora.

5. Cuando la masa haya reposado, nos toca estirar las orejas. Normalmente se estira la masa con un rodillo, vamos cortando porciones del tamaño de una nuez y dejándolas muy finas. Si tenéis una superficie de trabajo amplia podéis estirar más porción de masa y luego cortar con un cuchilllo. También podéis ayudaros de una máquina de pasta y estirar de esa forma.

6. Calentamos abundante aceite en un cazo, freidora o sartén algo profunda y vamos echando las orejas. Para saber que está a la temperatura correcta (entre 175 y 180 grados) podemos echar una bolita de masa e ir tanteando.

7. Echamos dos o tres orejas y freímos por una cara hasta que esta esté dorada, les damos la vuelta y repetimos. No tardan mucho. Dejamos escurrir sobre una rejilla o un colador de malla y posteriormente sobre una bandeja con papel absorbente.

7. Para terminar, espolvoremos con azúcar glas (siempre con un colador) o azúcar blanquilla.

Notas

- Durante el proceso de fritura nos podemos ayudar del canto de un tenedor para poder hacer un ligero pliegue hacia el centro de oreja para que nos queden con la forma característica.

- Se puede aromatizar el aceite añadiendo una corteza de limón mientras se calienta.

- Podéis cambiar la ralladura de limón por naranja o mandarina, no poner anís, añadir agua en vez de leche...

- En teoría las orejas se hacen finas y crujientes. Pero hay otra familia, tipo bola de sartén, más gruesas y blanditas (a veces con levadura química). Esto lo digo porque son las que se hacen en casa de mi amiga Elena y siempre me las han regalado y yo disfrutado también. 

- Si queréis ver otros dulces fritos del blog no os perdáis las rosquillas o los buñuelos.

2 comentarios: