1 de marzo de 2022

olla gitana murciana


Para estos días frios e inciertos, un plato de cuchara siempre es buena idea.

Es una receta tradicional de la huerta murciana y regiones colindantes. Me imagino que habrá tantas variantes como cocinas, pero, en general, tiene un par de características significativas: el uso de la pera y el toque final con la hierbabuena. 

La probó Alber en el comedor del trabajo y desde entonces la repetimos con frecuencia, ¡nos gusta mucho!

Para aprender la receta nos hemos basado en esta entrada de Mercado Calabajío que siempre es una buena referencia en este tipo de pucheros tradicionales y tiene unos "paso a paso" que yo no ofreceré nunca porque no me da la vida.

Si queréis otras recetas de legumbres calentitas echadle un ojo a las siguientes. A ver si voy ampliando la colección :D

- Harira
- Caldo gallego
- Dhal de lentejas rojas
- "Mis" lentejas

Ingredientes

· 250 g de garbanzos remojados de víspera
· 150/200 g de judías verdes
· Una pera
· 150/200 g de calabaza
· Un puñado de almendras
· Dos dientes de ajo
· Una rebanada de pan
· Aceite de oliva
· Una cebolleta
· Un tomate
· Una cucharadita de pimentón
· Azafrán
· Caldo de verduras/agua
· Hierbabuena (opcional)

Preparación

1. Ponemos a cocer los garbanzos en agua unas dos horas a fuego suave hasta que estén tiernos. Si lo hacéis en olla rápida será una hora aproximadamente.

2. Mientras, pelamos y cortamos en trozos menudos las judías verdes, la calabaza y la pera.

3. Cuando las legumbres estén cocidas, añadimos las hortalizas y un pellizco de sal y cocemos durante 30 minutos más. Si necesitáis añadir líquido podéis completar con agua o caldo de verduras.

4. Freímos en una sartén a fuego suave una rebanada de pan, un puñado de almendras y un par de dientes de ajo. Retiramos cuando estén dorados, añadimos unas hebras de azafrán y machacamos en el mortero hasta obtener un buen majado.

5. En la misma sartén sofreímos ahora una cebolla. Cuando esté blandita y transpartente, añadimos una cucharada de pimentón dulce y rehogamos conjuntamente. Acto seguido añadimos un tomate troceado bien maduro y cocinamos todo a fuego suave unos 10 minutos.

6. Cuando tengamos el sofrito listo, lo añadimos a la olla con el majado. Cocemos todo conjuntamente 15 minutos más a fuego suave para que se integren los sabores.

7. Finalmente, rectificamos de sal y añadimos un poquito de menta hierbabuena.

Notas

- Se suelen combinar dos tipos de legumbres: alubias y garbanzos.
- La hierbabuena en el puchero se nos puede hacer extraña a los que no vivimos en el sur, pero yo recomiendo probarla el primer día cada uno en su plato y así sabréis si os gusta. Por casa, lo preferimos sin.
- Al final de la cocción también se le suele añadir un chorrito de vinagre para realzar el sabor.

1 comentario:

  1. Es de los pocos platos que echo de menos del comedor viejo.
    Por lo que a mí respecta: brutal sin alubias no hierbabuena :D

    ResponderEliminar