12 de enero de 2016

quinoa con judías verdes.




¡Estrenamos año! Y vida sana y nueva que compense el turrón que NO me he comido. No me creeréis, pero no miento. No he probado el turrón de chocolate y, apenas he catado unas miajas de turron de Jijona —toma, corazón, toma—.

Se ve que hay Navidades raras. No vi lucecitas por Madrid, puse el árbol del faro el día 3 de enero y prepararé el roscón de Reyes la semana que viene porque los temporales norteños nos han dejado sólo la luz precisa para emergencias. El horno rosconero no entra en las preferencias de la autoridad portuaria.
 

Sin embargo, se han mantenido algunas tradiciones. Los Reyes me han traído el consabido pijama y par de calcetines a juego. Pero, atentos todos y todas, también me han regalado muuuuuuuchas cositas interesantes para el bloj. Se ve que quieren que siga escribiendo. Tengo tres libros nuevos sobre condumio y un montón de cacharritos que ansían ser esmeradamente fotografiados. ¡Gracias! ;)

Os iré descubriendo recetas de tan valiosos tesoros poco a poco, de momento, rescato un descubrimiento del año que se nos fue, cortesía de El Comidista.


Ingredientes.

· 400 g de judías verdes.
· Un puñado de piñones.
· Un vaso de quinoa. 
· 1 limón (aprovecharemos la ralladura y el zumo).
· Parmesano rallado.
· Un buen manojo de perejil.
· Aceite de oliva.
· Dos dientes de ajo.
· Una ramita de tomillo.
· Sal.
· Pimienta negra.

Preparación.

1. Primero prepararemos el aceite confitado. En un cazo, a fuego muy suave, calentamos el aceite de oliva con un par de dientes de ajo y una ramita de tomillo durante 20 minutos. El aceite no debe burbujear. Transcurrido ese tiempo, apagamos y dejamos enfriar.

2. Es el turno de la quinoa: previamente a su cocción, la enjuagamos concienzudamente bajo el agua del grifo. Después la cocemos en agua hirviendo con sal durante 20 minutos a fuego medio. Las proporciones son el doble de agua que de cereal. Es importante no remover la quinoa durante la cocción para que no se deshaga.

3. Lavamos y cortamos en tiras las judías verdes. Las cocemos al vapor durante 5-7 minutos. Una vez "al dente" enfriamos las judías en un bol con agua fría. Esto es importante para que mantengan el bonito color verde.

3. Montamos el plato. En la base ponemos la quinoa, posteriormente las judías mezcladas con el perejil picado y los piñones.

4. Preparamos la vinagreta con tres cucharadas del aceite confitado, una de zumo de limón, los dos ajos machacados y una pizca de sal.

5. Aliñamos la ensalada con la vinagreta. Finalizamos el plato incorporando la ralladura de limón, abundante parmesano y un golpe de pimienta negra.

Notas.

- Si tenemos caldo de verduras, lo podemos usar para enriquecer la cocción del cereal.
- Podéis saltaros el paso de confitar el aceite, pero como es un plato sencillito está bien ir contando otras técnicas. Si no lo confitáis, hacéis una vinagreta normal y santas pascuas.
- También se pueden tostar los piñones, pero a mí me gustan más sin tostar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario