28 de mayo de 2014

postre de queso y fresas


Siempre hay que dejar un huequecillo para el postre.

Aunque lo mejor de esta receta ha sido descubrir que ricas están las soletillas mojadas en zumo de naranja y un poco —ejem, poco— de ron. Técnica interesante para amenizar las mañanas de ordenador.

Una alternativa más a los postres con fresas (recordad que esta es y será mi greatest hit). Es una versión de esta mousse de queso y fresas del blog Rico sin azúcar, muy recomendable para visitar.

Hoy tengo poco rollo. A veces pasa.

Ingredientes. (4-6 vasitos)

· 250 g de queso quark.
· 125 mL de nata para montar (35% m.g.)
· 250 g de fresas.
· Azúcar.
· Una cucharadita de vinagre de módena.
· 12 bizcochos de soletilla.
· Zumo de una naranja.
· Un par de cucharadas de ron.

Preparación.

1. Lavamos y picamos menudamente las fresas. Añadimos una cucharada de vinagre de módena y una cucharada rasa de azúcar. Dejamos macerar.

2. Troceamos los bizcochos de soletilla. Los bañamos en la mezcla de zumo de naranja y ron. Tened cuidado de que se mojen lo justo para que no se deshagan. Colocamos en el fondo de los recipientes.

3. Batimos el queso quark con azúcar al gusto con una batidora de varillas.

4. Incorporamos las fresas al queso y mezclamos con una espátula.

5. Montamos la nata con las varillas. Es mejor que previamente tengáis un rato la nata y el bol en el congelador. Volcamos la nata sobre la mezcla de queso y fresas y mezclamos con movimientos circulares. Es el momento de rectificar de azúcar.

6. Rellenamos los moldes y dejamos enfriar, al menos, un par de horas.

Recomendaciones.

- Usad unos recipientes más bajos y anchos que los míos, porque lo rico es que con cada cucharada se tomen crema y bizcocho.
- Se pueden utilizar otros quesos crema (ricota, mascarpone, etc).
- Es algo complicado montar esa cantidad de nata, por ser poca. Podéis aprovechar para para montar más para alguna otra preparación o variar tranquilamente las cantidades según lo que tengáis a mano. En la receta original son 500 g de queso por 200 mL de nata. Mi tarrina de queso tenía 250 g y me quedaban aproximadamente 125 mL en un brick así que por eso han sido esas cantidades.
- Es preferible sacarlo de la nevera un ratito antes de que vaya a ser consumido.

4 comentarios:

  1. Qué delicia!!! con esta receta no nos olvidaremos de tomar el postre ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo hay que acordarse antes de preparlo, jajaja.
      Gracias por pasar!

      Eliminar
  2. Pero qué pinta tiene eso, y mira que no soy goloso...
    Afortunadamente no engorda nada y te puedes tomar tres o cuatro potitos y un chupito para asentarlo todo.
    Hip.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni eres goloso, ni engorda. Claaaaaaaaaaaaaaro.Hip hip.

      Eliminar