23 de enero de 2013

pasteles salados


Hace aproximadamente un mes que tengo en mi pequeña biblioteca, dentro de mi gran estantería (codazo codazo guiño guiño) un nuevo librito de pasteles salados. Me lo regaló Laura con un set de moldes incorporado. Así que para ella está dedicada esta primera receta investigada. Es una de las propias de la autora, Ilona Chovancova, aunque añadiéndole algunas modificaciones.

Son pasteles, quizás más bien bizcochitos, de queso, peras y nueces.

Además he estado organizando un poco el blog, mejorando las categorías y etiquetas, para que sean más fáciles de encontrar las recetas. Está realizado dentro de lo que me permite blogger y mis de momento limitados conociemientos informáticos, claro. 


A la derecha os aparecerá un listado dividido, teóricamente, en cuatro bloques. El primero según el momento de comerse la receta, el segundo bloque atendiendo a los ingredientes, el tercero especificando alguna característica concreta (aprovechamiento, tupper, etc) y el cuarto diviendo las recetas según la estacionalidad. Espero que os guste, y sobre todo, os sea útil.

¡A ello!

Ingredientes.

· 130 g de harina.
· 2 huevos.
· 60 g de leche.
· 60 g de aceite de oliva.
· Un sobre de levadura química (o un "par" de sobres de gasificantes, el azul y el blanco).
· Un pellizco de sal y un poco de pimienta.
· 50 g de queso de oveja rallado.
· 40 g de queso azul desmenuzado.
· 50 g de pera (admite más).
· 10 g de nueces picadas (admite más).

Preparación.

1. Precalentamos el horno a 180 ºC.

2. Batimos con unas varillas manualmente los huevos con la leche y el aceite.

3. Añadimos poco a poco los quesos y la pera. Después incorporamos la harina y la levadura e integramos todo bien. Espolvoreamos las nueces con harina (para que no se hundan) y las incorporamos a la masa.

4. Vertemos la masa en los moldes hasta 3/4 partes aproximadamente de su capacidad.

5. Horneamos durante 20-25 minutos (hasta que un palillo salga seco).

6. Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos en cuanto se pueda.

Recomendaciones.

- Después de añadir la masa a los moldes, podemos colocar alguna nuez por encima. Si no tenemos nueces, como fue mi caso, sustituir por piñones o algún otro fruto seco.
- Los quesos también son intercambiables.
- La masa en crudo sabe a rayos, jaja, no es como la de un bizcocho dulce que todavía se puede catar.
- Ojo con el horno, que no se tuesten mucho. En el caso de ser así, podréis ponerles un papel de aluminio por encima mientras se terminan de hornear.


5 comentarios:

  1. Muy bien los arreglos. Muy útil la división, sí señora! Pera, queso y nueces...??? Joooo, eso tiene que estar muy muy bueno! No estoy demasiado mentalizada con la dieta :( Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaban un pelín salados, porque se me fue la mano, con una pizquita ya llega. Igual es mejor cambiar la dieta por más paseos y point !

      Eliminar
    2. Jajajaja... no me parece mala idea jajajaj. Tienen muy buena pinta... la sal no se nota ;)

      Eliminar
  2. Oye esa reorganización del blog merece un elogio.
    Vaya curre te has pegado guapa.
    Mola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien que te guste! En algunas cosas eras el sumun del orden y concierto.

      Eliminar