17 de agosto de 2015

albóndigas con salsa de Monteña



Fin del descanso estival en Cortapicos y Sacalenguas. Necesitaba holgazanear un poco.

El verano transcurre con normalidad, es decir, comiendo en cantidad y calidad. Isto é Galicia, queridos amiguiños e as cousas sonche así. De todo lo ingerido en estas últimas semanas, en las que además el tiempo ha sido proclive a pucheros y guisotes, vamos a retomar la actividad con estas albóndigas con salsa de Monteña.

Instrucciones: coges a un niño de 7 años y le dices si quiere jugar con plastilina. El niño, cándido él, responderá que sí y en un periquete tendrás 50 pseudopelotillas y una nube de harina y migas de carne desparramadas. En mi caso no ha sido exactamente así porque Pablo, mi pequeño pinche, es un cocinillas en potencia. No puso remilgos a la carne cruda, hizo esferas perfectas y no manchó ni un ápice. Además, se lo pasó bien. Las ventajas de meter a un niño en la cocina pronto son infinitas. Que le pregunten a mi padre que "arriesgó" dejándome hacer desde mi más tierna infancia.


Pero volvamos a las albóndigas. La entrada de hoy es una nueva aportación a las recetas realizadas con cerveza artesana Monteña. En este caso utilizando su edición especial, hecha en Plasencia y fabricada con agua y castañas del Valle del Jerte. Con el sabor que nos aporta esta cerveza y una cocción de chop chop nos sale una salsa de toma pan y moja. Lloro al recordarla.

Nada como ensalzar unas buenas albóndigas. Echadle un ojo a las notas... ¡ya veréis! ;)

Foto sacada de la página de facebook de Monteña
Ingredientes. (para 6 personas)

· 1kg de carne picada (mitad cerdo, mitad ternera).
· Un diente de ajo.
· Sal.
· Pimienta negra.
· Perejil.
· Miga de pan mojada en leche.
· Harina.
· Aceite de oliva.
· 2 cebollas grandes.
· 4 zanahorias.
· Una cucharada de miel.
· 2 ó 3 cucharadas de salsa de tomate.
· Una Monteña edición especial.
· Agua.

Preparación.

1. Machacamos un diente de ajo en el mortero con un pellizco de sal. Picamos perejil. Mezclamos la carne picada con el ajo, el perejil, un golpe de pimienta y la miga de pan mojada en leche.

2. Hacemos bolitas de carne picada. Enharinamos esas bolitas teniendo cuidado de sacudir el exceso de harina. 

3. Freímos por tandas esas bolitas en un buen chorro de aceite de oliva hasta que estén doradas. Vamos reservando las albóndigas en una fuente.

4. Pelamos y picamos la cebolla, no es necesario que sean trozos muy pequeños. Pelamos y picamos las zanahorias, estas en rodajas.

5. En el aceite de freír las albóndigas comenzamos a pochar la cebolla a fuego suave. Unos cinco minutos después añadimos las zanahorias. Lo sofreimos todo hasta que esté bien dorado, siempre a fuego bajo. Puede estar tranquilamente media hora.

6. Cuando tengamos las hortalizas a punto de caramelo añadimos la cucharada de miel. Removemos bien.

7. Incorporamos la cerveza Monteña y las cucharadas de salsa de tomate. Cuando haya dado un hervor echamos las albóndigas. Rellenamos con agua hasta casi cubrir las albóndigas.

8. Cocemos el conjunto lentamente durante 45 o 50 minutos removiendo de vez en cuando.

9. Pasado ese tiempo retiramos con cuidado las bolitas de la olla y trituramos la salsa con una batidora. Rectificamos de sal y pimienta. Volvemos a incorporar las albóndigas y dejamos que alcance de nuevo el punto de ebullición unos minutos.

10. Servimos acompañadas de patatas fritas o arroz blanco.

Notas.

- La idea es, cuando lleguen las próximas castañas, sustituir la miga de pan mojada en leche por una aportación de castañas cocidas desmigadas para acabar de redondear el plato.

Diseño de la etiqueta de Laura Recio.






No hay comentarios:

Publicar un comentario