12 de junio de 2015

calabacines rellenos de bonito con tomate




¡Recórcholis! Qué ganas de verano, sol, mar y tomates.

De bicicletear por las noches, de comer en la terraza del faro, de variar de playa —a cada cual más bonita—, de ser 25 en casa, de excursiones con tortilla, de bucear, de bajar acantilados, de meterse en ríos, de tomar helados, de conciertos en el fredi, de cañas y marraxo, de juegos de mesa, de dar clases improvisadas, de viajes sorpresa, de mañanas de biblioteca, de hacer km en coche, de dunas, de siestas hamaqueras y de no parar en todo el día.

Ea, siento este arranque estival, pero es que el sol y otro tipo de incidentes me trastocan la azotea.

Mientras llegan los días de júbilo, que llegarán, un adelanto en forma de receta. 
 
Ingredientes.

· 4 calabacines redondos.
· Restos de bonito con tomate.
· Queso para rallar.
· Aceite de oliva.
· Sal.

Preparación.


1. Lavamos los calabacines y les cortamos la "tapa".

2. Vaciamos su contenido con una cucharita. Tened cuidado de que no se os rompan las paredes. Espolvoreamos una pizca de sal y unas gotas de aceite en su interior.

3. Asamos durante 15-20 minutos los calabacines en el horno precalentado a 180 ºC. Han de quedar tiernos, pero no muy blandos. No se pueden desmoronar. Recordad que tenéis que asar también los sombreritos.

4. Picamos el relleno del calabacín y lo salteamos en una sartén con una cucharada de aceite.

5. Incorporamos los restos de bonito con tomate al calabacín salteado. Rectificamos de sal.

6. Cuando los calabacines estén en su punto introducimos el relleno con cuidado.

7. Rallamos queso por encima y los gratinamos durante 5 minutos. Servimos con los sombreritos puestos.

Notas.

- Podéis no cocinar previamente el calabacín y asar todo a la vez, pero tened cuidado de que el bonito se seque.
- Si no tenéis restos, hacéis una salsa de tomate e incorporáis una buena lata de bonito.

1 comentario:

  1. Parecen chinitos con gorro sudamericano, tu me entiendes ¿no?

    ResponderEliminar