9 de julio de 2013

magdalenas II


Que algún día me pondré con el pan, lo tengo claro. Pero como todavía aquí se come un pan estupendo, sobre todo si sabes donde, no tengo prisa. De momento busco, leo, aprendo y babeo viendo recetones de bollos, hogazas, baguettes, masas madre, etc.

Para aquellos que me leéis y que no estáis en el mundo blogueril os comento que se está formando poco a poco una cultura de pan casero. De realizarlo nosotros mismos. Se necesita poca cosa y buena voluntad. De decir que no a barras precocidas, congeladas y horneadas en supermercados y pseudopanaderías que no merecen ese nombre. Que ni saben, ni alimentan. De volver a un pan de verdad. Que huele y que nos gusta. Con todas las letras.

Si buscáis a Iban Yarza (viva Rusia y viva el pan! @emechurches!!) Xavier Barriga, Dan Lepard, Richard Bertinet, o seguís la labor de webosfritos, Los Tartufos o El invitado de Invierno (y tantos más) podréis entender de lo que hablo. Es una revolución lenta pero con mucha fuerza. 


Uno de esos lugares por los que me gusta pasear, cibernéticamente hablando, es el foro de Panarras. Y de ahí, de un forero llamado Masapadre (crack), he fusilado esta receta. En cuanto tenga tiempo, me registro y te doy las gracias en "persona".

¿Y nos sueltas todo este rollo panarra para una receta de magdalenas?

Pues sí, pero es que son soprendentemente esponjosas y muy muy buenas. Y además, igual os animo a meter las manos en la masa.

Ingredientes.

· 4 huevos.
· 250 g de harina.
· 250 g de azúcar.
· 250 g de aceite de oliva.
· 1 sobre de impulsor químico (levadura Royal).
· 90 g de leche.
· Ralladura de limón.

Preparación.

1. Separamos las claras de las yemas.

2. Blanqueamos las yemas con el azúcar. Agregamos la ralladura de limón, la leche y el aceite batiendo cada vez que añadamos un ingrediente.

3. Tamizamos la harina y la levadura Royal. Añadimos poco a poco, removiendo bien y suavemente para evitar que se formen grumos.

4. Batimos las claras a punto de nieve firme. Incorporamos las claras a la mezcla con movimientos envolventes, cuidadosamente para que no se bajen.

5. Enfriamos en la nevera unas 4 horas.

6. Precalentamos el horno a 250 ºC. Rellenamos los moldes hasta tres cuartas partes de su capacidad.

7. Horneamos a 215 ºC durante 15 o 20 minutos. Enfriamos.

Recomendaciones.

Esta es mi "sapiencia" en magdalenas hasta el momento. Estad atentos porque alguna prueba os puedo ahorrar.

- Lo del frío de la nevera es importante. Sirve para producir un mayor choque térmico al meter la masa en el horno y que se forme un buen copete en las magdalenas.
- Tenéis que saber como hornea vuestro horno (valga la redundancia). En mi caso prefiero hacer varias tandas de poquitas magdalenas para que se me horneen todas por igual. Si no, se me queman las de detrás y las de delante se quedan crudas.
- Escoged bien el molde. Si son cápsulas de papel no rígidas (como las de mi foto) tenéis que introducirlas a su vez en moldes de silicona o metálicos. Si no, se desparrama la masa y no hay copete.

5 comentarios:

  1. Llevo varios días arañando la pantalla del ordenador para coger una y no hay manera. He mirado por detrás y tampoco puedo. Cuando mojo la esquina de mi pantalla en mi colacao y luego la muerdo no sabe bien.
    Estoy desesperado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te comas el ordenadoooooooooooooooor! Ya te las haré en casa :)

      Eliminar
  2. Qué monas han quedado las magdalenas!! apetecen muchísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir y no fallarme aunque esté "de vacaciones" y no os conteste. Me alegro que os gusten porque de verdad que son las mejores que he realizado !

      Eliminar
  3. Te han quedado las magdalenas que parecen de paquete (es un elogio, eh! jejejej). Gracias por acordarte de nosotros y anímate con el pan que ya verás que maravilla. Besitos :)

    ResponderEliminar