7 de abril de 2013

tarta de queso y sanguinas


Fue amor a primera vista.
Confesado. Vista en el blog de Mi enredadera. Un gran descubrimiento.
Desde entonces no he parado de buscar naranjas sanguinas por todos lados, cada vez con más difícultad pues nos alejamos de la temporada, pero finalmente ayer, en el Gadis, las encontré. Me he agenciado un par de kilos y me he puesto manos a la obra.

La tarta trata (¿tatra?) de aprovechar restos lácteos que tengáis en la nevera, media tarrina de queso de untar, un yogur a punto de caducar (aunque ahora ya no caducan), algo de nata agria, mascarpone, requesón... Se varían los quesos, se añaden un par de huevos, harina y azúcar et voilà, ¡un rico postre!

En una oda a la naranja he añadido mucha ralladura, un almíbar a base de las pieles de la naranja y un buen licor casero de la misma fruta regalo de la familia Miranda. Además, las naranjas sanguinas tienen un sabor especial y son bonitas. Muy bonitas. En las recomendaciones os dejo la idea de confitarlas, pero el proceso se complica. Estas son naturales y aportan un toque de dulce amargor al postre.

No dejéis de probarla :-)


Ingredientes.

Para la base.

· 3/4 de un paquete de galletas digestive.
· 50 g de mantequilla.
· Un chorrito de licor de naranja.

Para el relleno.
· 300 g de queso mascarpone.
· 1 yogur griego.
· 2 cucharadas de queso de untar.
· 6 cucharadas de azúcar.
· 2 huevos.
· 1 cucharada colmada de harina.
· Ralladura de una naranja sanguina.
· Un chorrito de licor de naranja.
· Una pizca de sal.

Para la cobertura.

· 3 naranjas sanguinas.

Para el almíbar.
· Zumo de dos naranja sanguinas.
· Una cucharada de mantequilla.
· Una cucharada colmada de azúcar.
· Un vasito de licor de naranja.
· Piel de las naranjas utilizadas anteriormente cortada en tiras.

Preparación.

Importante. Todos los ingredientes a temperatura ambiente.

1. Comenzamos triturando las galletas hasta hacerlas polvo. Literal. Lo hacemos a mano o con una picadora (ya no me acordaba de lo tedioso que era hacerlo a mano). Agregamos la mantequilla en cubitos y lo mezclamos bien hasta que tenga textura de arena mojada. Aromatizamos con una cucharada de licor de naranja.

2. Sobre la base del molde que vayamos a utilizar extendemos la base de las galletas trituradas y presionamos bien. Intentamos conseguir una superficie uniforme. Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.

3. Precalentamos el horno a 190ºC.


4. Ponemos todos los ingredientes lácteos (el mascarpone, el yogur y el queso de untar) con el azúcar y la ralladura de naranja en un bol. Mezclamos bien. Añadimos los huevos batidos de uno en uno y finalmente la cucharada de harina, y el chorro de licor de naranja. Batimos todo conjuntamente con la batidora de cuchillas hasta tener una crema homogénea.

5. Vertemos la crema sobre la base de galletas. Damos un par de golpecitos para que se asiente bien. 

6. Introducimos en el horno a 190ºC durante los primeros 20 minutos, después bajamos la temperatura a 180º y horneamos unos 30 minutos más (en total 50 minutos). En esta segunda parte es posible que tengáis que poner un papel de aluminio sobre la tarta. Apagamos el horno. Dejamos reposar la tarta dentro unos 10 minutos más y la sacamos. Así el choque térmico no será tan brusco. Dejamos enfriar completamente en la nevera unas cuatro horas.

7. Cortamos las naranjas de la cobertura en rodajas y les quitamos la piel con cuidado. Estas pieles se trocean y se guardan para el almíbar, así mismo los extremos de las naranjas.

8. Preparamos el almíbar. En un cazo ponemos a cocer el zumo y el licor de naranja, una cucharada de mantequilla, el azúcar y todas las pieles de las naranjas antes utilizadas. Cocemos a fuego suave durante 10-15 minutos hasta que reduzca y espese.


9. Antes de servir colocamos las naranjas con un poco de mimo sobre la superficie de la tarta y pincelamos con el almíbar.

Recomendaciones.

- Mi molde es de 28 cm y aconsejo uno más pequeño porque si no,la capa de queso queda muy fina.
- Me sobró pasta de galletas que se puede aprovechad para realizar un crumble de yogur con fresas o lo que se os ocurra.
- Si no encontráis naranjas sanguinas utilizad cualquier variedad de naranjas.
- Es posible que quede muy muy bueno con mandarinas confitadas o incluso las mismas naranjas sanguinas confitadas.
- Si no os gustan las naranjas, podeis cubrir la tarta con cualquier otra fruta o simplemente sola.





10 comentarios:

  1. Lu, me alegra mucho que te atrevieses a preparar algo recomendado por mí (eso es vivir al límite, ya te lo dije!!), pero sobre todo, me alegra que encontrases las sanguinas!!!

    Sé lo que supone la frustración de no encontrar algo y buscarlo por todas partes, que da mucha rabia. Y a mí este año, las sanguinas se me han resistido cosa mala, hasta que las encontré!! :)

    Y por supuesto, has mejorado lo presente, ese chorrito de licor para la tarta (y el vasito que te has bebido tú), solo pueden dar más puntos, jajajaja

    Veo que tú también tenías de todo por la nevera para hacer la tarta, jajajaja

    Esta semana voy a repetirla, voy a estar fuera unos días, y como siempre, tengo un montón de tarrinas abiertas (mascarpone, kéfir, queso de untar y ricotta, ahí es nada).
    Aunque también estaba pensando en intentar algo tipo tarta salada, tú verás la que lío :P

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues repetiré más recetas, porque visto el éxito total de esta, no pueden salir tan mal. Las sanguinas las encontré en el supermercado dónde menos me esperaba encontrarla. ¿La vida hace siempre esas cosas? Jaja. Modo filosofía gualtrapera encendido. El licor... lo pedía, me lo acababan de regalar, con su botellita de cristal y su tapón de corcho. Esas cosas dicen "bébeme" como en la película de Alicia.

      Estaré al tanto de la tarta salada. Promete. Gracias por pasar !

      Eliminar
  2. Es una tarta de lo más familiar...
    Apañada, sencilla (si consigues las difíciles sanguinas) y personal.
    Y muy fotogénica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sale muy guapa. Jaja. Como todos los Sanguinos :P

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Gracias! Era de estas fáciles de quedar bonita... no hay que poner demasiado mimo. Apta para todos los públicos.

      Eliminar
  4. Me encanta la combinación de sabores,tiene que estar deliciosa tarta de queso con naranja!Ñam,ñam!!Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un acierto! Si si. Pero vamos... todas las tartas de queso lo suelen ser. ¿Qué más se les puede pedir?

      Eliminar
  5. Debe estar deliciosa. A mi con naranja me encantaría (y con cualquier otra fruta también) pero con el Tartufo lo veo más complicado. Las naranjas sanguinas no se si las encontraré por aquí, las he visto por la tele, en Internet, etc. pero en vivo y en directo, no las he visto nunca, quizás no se den por estos lares. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si un día te haces con ellas, te van a encantar. Ya ves que no es muy fácil por aquí tampoco. ¿Dónde será fácil? Yo creo que la siguiente vez probaré con fresas, y así aprovechamos la temporada.

      Eliminar