7 de junio de 2012

tarta salada de tomate y calabacín

Estrenando junio con una receta de tarta, pero salada. No es exactamente una quiche (aunque el mundo de las "quiches" yo creo que es un cajón desastre) porque no lleva huevos ni nata, pero en algo sí os va a recordar a la que fue mi primera entrada.
En esta ocasión os dejo la receta de la masa también. Es una adaptación de la receta de Pam, del gran blog Unodedos a la que recientemente han dado un premio al mejor blog gastronómico de Galicia. ¡Felicidades! Os que seguimos o teu blog entendémolo perfectamente.
Vamos allá.

Ingredientes.

Para la masa.
· 260 g de harina de trigo normal.
· 50g de queso rallado (parmesano o similar).
· 5g de sal.
· 70g de mantequilla en punto pomada.
· 2 huevos (uno de ellos para pintar la masa).
· 60mL de agua fría.
· Un poco más de mantequilla y harina para untar los moldes.

Para el relleno.
· 2 cebolletas.
· 1 calabacín.
· 400g de tomates cherry.
· Queso mozzarela (yo usé una bola de 125g peso neto y completé con 100g de mozzarella rallada).
· 60g de harina.
· Albahaca.
· Aceite de oliva.
· Pimienta y sal.

Preparación.

1. Ponemos en un bol la harina, la sal, el queso parmesano y la mantequilla. Amasamos hasta que se junten los ingredientes. Queda una masa disgregada de bolitas.

2. Añadimos el huevo y posteriormente el agua fría poco a poco y amasamos hasta obtener una masa homogénea. Envolvemos en papel film y dejamos reposar media hora en la nevera.

3. Preparamos mientras el relleno. Picamos las dos cebolletas y las pochamos a fuego medio. Cuando lal cebolleta esté transparente, añadimos el calabacín bien lavado y cortado en rodajas finas. Doramos todo conjuntamente.

4. Lavamos los tomates y cortamos por la mitad. Los ponemos en un bol con el queso mozzarella, las hojas de albahaca y la harina.

5. Añadimos la mezcla del calabacín y la cebolla al bol. Salpimentamos al gusto.

6. Precalentamos el horno a 180 grados.

7. Preparamos los moldes que queramos utilizar untándolos con mantequilla y enharinándolos.

8. Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con un rodillo hasta un espesor aproximado de 4 o 5mm.

9. Colocamos la masa sobre el molde permitiendo que salga un poco de masa hacia afuera para luego poder doblarla. La otra opción es recortar el sobrante y decorarlo como en este magnífico vídeo de Su de webosfritos.

10. Pinchamos el fondo de la masa con un tenedor y vertemos el relleno.

11. Pincelamos con huevo batido los bordes de la masa y horneamos sobre 40 minutos.

Recomendaciones.

· Sale masa para un molde normal de 20 ó 22 cm de diámetro. En mi caso hice tres tartitas... dos pequeñas en moldes de 8cm y una en un molde rectangular.
· El relleno podéis variarlo y aprovechar medio puerro que tengais por la nevera, unos espárragos, etc.
· Lo bueno de esta receta es que la masa con esas proporciones sale muy fácil y rápido y da un resultado estupendo. Pero si no... siempre se puede comprar una lámina de pasta quebrada o similar.
· Al día siguiente está un poco peor pero también se come.

2 comentarios:

  1. Jo Lucía, la foto está gritando ¡¡CÓMEME!! de forma descarada y mis dedos chocan con la pantalla del ordenata, no consigo cogerla, buaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si te la comes, te haces más grande... como Alicia! :)

      Eliminar