24 de enero de 2014

piruletas de queso (cheese pikes)


Soy una mala enferma.
No me gusta estar en casa, ni la leche con miel, ni las batas.
Mi cabeza se atolondra y me ralentizo cual tortuga.

Aunque las tortugas de los cuentos siempre tienen nombres bonitos. Casiopea, la Vetusta Morla, Esio Trot, la Falsa Tortuga o Burocracia —su lechuguita— siempre pueden ayudar a sobrellevar mejor esa posición horizontal desesperante recomendada.
Un buen caldo también lo hace.

Y jugar a los aperitivos entretiene. Entre las ondas expansivas de mis estornudos, por poco aséptico que suene esto, me ha dado tiempo a pinchar un queso en un palito, freírlo y fotografiarlo con la ayuda de mi biendispuesta roomie.
Corrían horas mejores allá por el mediodía, probablemente consecuencia directa del ácido acetilsalicílico. La noche se cierne sobre mi cabeza.
Pero no desesperemos, porque aquí me hallo, divagando sobre comida, y eso sólo quiere decir una cosa. Señoras y señores del jurado, habiendo apetito, todavía hay esperanza para mí.





Ingredientes.

· Queso de cabra.
· Huevo.
· Pan rallado.
· Aceite de oliva.

Preparación.

1. Cortamos el queso en rodajas de un centímetro de espesor. Introducimos una brocheta.

2. Rebozamos doblemente en huevo y pan rallado.

3. Freímos los medallones en un cazo con aceite de oliva virgen extra a fuego medio. Es importante que no se dore muy rápido porque si no, el interior quedará frío.

Recomendaciones.

- Acompañar con una mermelada de cebolla o tomate, alternar con rodajas de calabacín rebozadas, tomates cherry, etc.
- También quedaría bien espolvorear en el rebozado algún tipo de hierbas o incorporar después un poco de miel.

- Cambiar el queso por algún un camembert o un brie.

9 comentarios:

  1. Por lo menos el trancazo no se ha llevado tu inspiración artística que sigue ahí intacta y deseando asomarse.
    Espero que mañana estés mejor gracias a esas piruletas que tan buena pinta tienen.
    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente cualquier inspiración artística que tenga es fruto de ver, mirar y aprender, jaja. Nada que haya inventado yo.
      Estoy mejor!

      Eliminar
  2. A mí no me han mejorado :(...nos hemos contagiado mutuamente, pero ¿quién contagió a quién? ¿Quién es el paciente cero? (si fueses más fan de pelis apocalípticas, de zombies y pandemias, estarías más metida en la jerga) Fdo. Your sick roomie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, aunqeu no curan síntomas gripales, están bien buenos ;)

      Eliminar
    2. Con lo del paciente cero me has dejado descolocada. De hecho, deberías dejar de ver esas series. Me preocupas. Me alegro de que estuvieran buenos, fue un circo divertido entre freír y sacar las fotos !

      Eliminar
  3. Nos chifla el queso!! estas piruletas seguro que están riquísimas. Las probaremos seguro!!
    Ánimo con la gripe!!

    ResponderEliminar
  4. Que no te guste la leche con miel lo puedo entender pero... que no te gusten las batas!!! OMG, imcomprensible! Prueba con una bata-manta! Las piruletas (o lanzas que atraviesan corazones de queso) me parecen una buena opción a ver si la desvergonzada de mi hija come queso, con lo buenos que están los quesos canarios y esta no los come si no les pones una pizza debajo... Aaaayyyy!!! Mejórate y no te pongas entre puertas que las corrientes son muy traicioneras :) #Hevuelto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien tu vuelta! Lo de los quesos canarios es una verdad como la copa de un pino. Ya le gustarán, ya... jaja. Eso todavía puede cambiar, lo mío con las batas, no. Ni siquiera la batamanta.
      Saludos!

      Eliminar