6 de septiembre de 2012

salmorejo de mango

¡Ya estoy en mi cocina de nuevo! A partir de ahora vuelta a la "regularidad".  Gracias a los comentaristas de siempre que en verano os habéis quedado.
Como sigue haciendo calor... una receta que tenía ganas de probar y me ha sorprendido muy gratamente. Está sacada del blog Mercado Calabajío el cual os recomiendo que visitéis pues es uno de mis preferidos.
Dedicada a los incondicionales de salmorejos y gazpachos.

Ingredientes (para 2 personas).


· 6 tomates (aprovechad que estamos en época!)
· 1 mango.
· Medio diente de ajo.
· Un trozo de pan de ayer, unos 60 g.
· 1/4 de vaso de aceite de oliva virgen extra.
· Vinagre.
· Sal. 

Preparación.

1. Rallamos o pelamos los tomates en el recipiente donde vayamos a batir. Añadimos el pan troceado para que se vaya empapando.

2. Pelamos el mango, lo cortamos en trozos pequeños y lo agregamos al recipiente.

3. Incorporamos la sal y el vinagre y una pequeña parte del aceite.

4. Batimos con la batidora a conciencia.

5. Cuando esté completamente batido añadimos el aceite con un hilito fino sin dejar de batir para que vaya emulsionando.

6. Si queda muy espeso, se puede añadir un poquito de agua. Al gusto. Rectificamos de sal, vinagre y aceite. Batimos de nuevo.

7. Pasamos por el chino o por un colador.

Recomendaciones.

- Si el aceite va a ser 100% virgen extra, recomendaría una variedad suave, tipo arbequina. En mi caso mezclé aceite virgen extra con aceite de oliva "normal" para que no resultara tan intenso el sabor, pues el virgen extra que tenía no era de esa variedad.
Al decir "normal" me refiero al aceite de oliva lampante: que es una mezcla de aceite refinado (un 80%) y aceite virgen extra. Es el que encontramos mayor abundancia en los supermercados.
El tema de los aceites de oliva es un mundo, al igual que las harinas o los vinos. Poquito a poco voy aprendiendo y aquí os dejo un post de webosfritos donde aclaran muchas dudas.
- Como guarnición podéis usar jamón serrano, queso manchego, un huevo cocido picadito, unas gambas salteadas como en este post de ElComidista.
- Animaros a pasarlo por el colador, queda una textura estupenda. Yo lo hice con el colador de 7 cm y me acordé de todo el mundo... ejem, pero mereció la pena.

¡Feliz día! ;)

6 comentarios:

  1. Que diferente es verdad? Dulzona pero muy sabrosa. Nos alegra mucho qué te haya gustado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo es. Y por variar está muy bien. ¡Muchas gracias por pasaros!

      Eliminar
  2. Pues no me mola mucho el salmorejo pero el toque de mango seguro que le va bien. Sin duda, la recetas de Carlos Dube son siempre un acierto. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo son. Cuanto me queda por aprender!! Y si el salmorejo no gusta, no gusta, jajaja. Nadie dice que sea ley, aquí por donde yo vivo, no lo come ni el gato.

      Eliminar
  3. Es que menudas recetas se marca el jodío. Sin duda, de lo mejorcito. Hice un salmorejo en el blog y me hice la chula diciendo que aunque tuviera la thermomix pelaría los tomates como está mandao. Pues ahora que la tengo me como todas las letras, porque cambiará el matiz, pero valorando la rapidez y el escaso impacto de desorden cacharril que crea como que lo noto igual....o mejor! jajaja. Y más rojico. Éste hay que probarlo, claro que sí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no tengo cacharro de esos (todavía?)... y así sí es necesario pelarlos, me falta probar ahora tus barquitos de pan! es una presentación muy bonita.

      Eliminar