27 de febrero de 2018

bollitos de leche con chocolate


Tenía abandonado al sector bolleril de mis múltiples fans. Así que para redimirme, traigo una cosiña que sé que os gustará. Lleva mantequilla, chocolate negro belga y parece tierna y esponjosa. Además, tiene el atractivo de los procesos de masas levadas. ¿Qué más se puede pedir?

Pues sí, podéis pedir dos docenas de bollitos.

Pero estos no. Estos son los del cumple de María. En pedir su receta de fiesta, como en casi todo, es una persona muy especial. Suerte que tengo y tenemos. Por ello, en vez de tarta para el postre, desayunamos bollitos con leche fresca fría.

Sin embargo, para desayunar bollería recién hecha, queridas personas, hay que madrugar  y pedirle a los demás que no lo hagan. También es recomendable no trasnochar, pero eso ya es otra historia... 

Primero, una se levanta sopa y forma los bollitos con la masa preparada de víspera. Hay que procurar no despejarse mucho para luego volver a la cama mientras los honguitos hacen su magia. Al cabo de un par de horas, una se vuelve a levantar, hornea y ¡pone a enfriar! Esto lo aclaro porque los bollos se hornean más rápido de lo que se enfrían aunque los saquéis al alféizar un día frío de febrero.

Es muy posible que, para ese momento de pérdida de temperatura, ya existan personas acechantes con ganas de robar uno, pero hay que aguantar el fuerte y resistir al menos hasta que estén casi tibios. Y sí, ya entonces nos podemos abalanzar, comernos cuatro por cabeza y suspirar hasta el año que viene.

¡Feliz cumple, pequena! :)

La receta es del blog de Las recetas de MJ con un par de cambios. Cuenta con un vídeo ilustrativo que podéis ver y orientaros durante todo el proceso.




Ingredientes (para unos 15 bollitos)

· 500 g de harina de fuerza
· 220 g de leche entera
· 60 g de mantequilla
· 20 g de levadura de panadería
· 40 g de azúcar
· Una cucharadita de sal
· Dos yemas de huevo
· Pepitas de chocolate
· Una vaina de vanilla
· Un huevo o leche para pincelar

Preparación

1. Calentamos la leche sin que llegue a hervir e introducimos la vaina de vainilla. Dejamos infusionar hasta que se entibie. Luego abrimos la vaina por la mitad y con la punta de un cuchillo raspamos las semillas y las incorporamos a la leche.

2. En un bol agregamos la leche tibia con la levadura desmenuzada, el azúcar y la mantequilla fundida. Mezclamos bien.

3. Añadimos las dos yemas de huevo. Batimos.

4. Mezclamos la harina con la sal. Incorporamos la harina en varias tandas a la mezcla líquida sin dejar de batir.

5. Añadimos también las pepitas de chocolate.

6. Comenzamos a amasar. Si tenéis máquina amasadora ponéis el accesorio de gancho y lo dejáis cinco minutos. Sin embargo, también se puede amasar a mano puesto que es una masa agradable. Se amasa un par de minutos, se deja reposar otros diez y se repite la jugada. Se trata de que quede una bola lisa.

7. Ponemos la masa en un bol previamente aceitado y cubrimos con un trapo para que la masa leude. En este momento hay dos opciones según el cronograma que mejor os venga.

A. Dejar la masa en la nevera durante una noche.
B. Dejar a temperatura ambiente durante un par de horas.

8. Es el momento de formar los bollitos. Si habéis tenido la masa en la nevera en el paso anterior sacadla un poco antes de poneros a formar para que atempere. Una vez del tiempo, cortamos porciones de 60 g aproximadamente con la ayuda de una rasqueta.

9. Boleamos cada una de estas porciones y la colocamos sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Cubrimos con un trapo y dejamos leudar un par de horas.

10. Pincelamos con huevo batido o leche.

11. Horneamos durante 17 minutos aproximadamente en el horno precalentado a 180 ºC.

12. Dejamos enfriar y nos los comemos recién hechos.

Recomendaciones

- Los tiempos de leudado pueden variar según la temperatura de vuestra casa. Ahora hace frío pelón.
- Podéis utilizar el chocolate de tableta que más os guste. Lo cortáis a cuchillo y santas pascuas. Yo tenía estas pepitas especiales, pero normalmente no las tengo.
- En la receta original sustituyen la mantequilla por aceite de oliva. En este caso prefería un bollo con mantequilla y por eso me animé.
- También la receta original llevaba el doble de azúcar. Para mí es más que suficiente el que le he puesto.
- Podéis añadir el chocolate a la par que formáis los bollitos, pero considero que de la otra forma es más sencillo.
- Os dejo otras recetas de bollos dulces con chocolate: brioche de calabaza y chocolate, caracolas de crema de cacao y almendras y pan con chocolate.



2 comentarios:

  1. El mejor postrecumple ever :):) Si somos lo que comemos...¿qué haría yo sin ti? jeje

    ResponderEliminar
  2. Pues que pienso hacerlos, oiga. El aspecto es tremendo.

    ResponderEliminar