14 de marzo de 2017

crema de coliflor




Antes de que llegue oficialmente la primavera y a todos se os revolucionen las hormonas, decidáis que ya no hace frío, enseñemos los tobillos y nos pasemos al gazpacho en abril —todo se andará, tristemente— quería dejar una nueva receta de crema calentita y reconfortante para estas noches de frío pelón.

Los amigos del cuchareo sabemos que en cuestión de purés y sopas casi todo vale y que los ingredientes se pueden cambiar según lo que tengáis en la nevera. Simplemente, es una idea sobre qué hacer con una coliflor. La otra alternativa es haceros un sombrero estiloso. Eso sí, si os da por cambiar la coliflor, el nabo y la nuez moscada por calabaza, zanahoria y curry, no le llaméis crema de coliflor, no procede. Es posible que alguien os mire raro y luego me queráis echar la culpa. Y con eso no pienso cargar. Ya me llega con la coliflor en la cabeza.

Seguro que os estáis preguntado de dónde salen esos cuencos preciosérrimos en los que está servida la susodicha. Que sepáis que no hay otros iguales así que no aspiréis a tenerlos. Como mucho, os invito a cenar a casa. Los boles están hechos a mano, en un taller de Praga, por mi amigo Moi que es un artista. Espero mantener mi renombrada torpeza lejos de ellos y poder sacarlos a relucir en otras ocasiones. ¡Graciñas por el regalazo!

Y nada, ahora corto el rollo porque voy a aprovechar la hora de comer para ir al forum gastronómico ya que gracias a ASF ¡tengo una invitación! Noy voy a poder ir a la charla que quería de Guillermo Moscoso y Jose Luis Miño —panaderos top—, pero bueno, seguro que algo interesante pillo. Y luego os lo puedo contar, como si fuera una bloguera de postín. Jojo.


Ingredientes (2 ó 3 personas)

· Una coliflor mediana
· Un nabo
· Una patata
· Un puerro
· Agua o caldo de verduras
· Un vaso de leche
· Aceite de oliva y/o nuez de mantequilla
· Sal
· Pimienta negra
· Nuez moscada 
· Albahaca

Preparación

1. Lavamos el puerro, retiramos su parte verde, y picamos fino. 

2. Lavamos la coliflor y separamos sus ramilletes. El tronco lo cortamos en rodajitas.

3. Pelamos el nabo y la patata y los cortamos en pedazos.

4. En una olla capaz incorporamos dos cucharadas de aceite y una nuez de mantequilla y comenzamos a sofreír el puerro. Cuando esté dorado el resto de las hortalizas. Salpimentamos, agregamos un golpe de nuez moscada y cocinamos todo junto 10 minutos.

4. Cubrimos con el caldo/agua y un vaso de leche y dejamos cocer durante 20-30 minutos a fuego suave. Si lo hacemos en olla a presión bastarán unos 7 minutos desde que empiece a "pitar".

5. Trituramos a conciencia con la batidora.

6. Rectificamos de sal.

7. Damos un ligero hervor y servimos.

8. Acompañamos con unas hojitas de albahaca picadas por encima y/o unas almendras laminadas.


Notas

- Como casi cualquier crema, podéis variar lo que os dé la real gana.
- Procurad no hervir muchísimo la coliflor, lo justo para que se pueda triturar con facilidad.
- Podéis reservar unos ramilletes de la coliflower, tostarlos en la sartén y servirlos también como acompañamiento.

4 comentarios:

  1. Me gusta eso de la coliflower, le da un toque exótico para tus cuencos precionosequé.
    El puré todavía entra más que bien. Y luego ya se te ocurrirá alguna crema fría o del tiempo para después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me conoce mi señor padre.

      A piques estamos de entrar en la temporada gazpacheraaaaaaaaaaaaaaaaa

      Eliminar
  2. Los cuencos son una preciosidad, ya te lo dije, jajajaja.
    Y la crema un básico. Yo de coliflor no he probado, pero de otras verduras sí.
    Aunque ya sea primavera, me la apunto. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guay!
      La verdad que ahora cuando veo piezas cerámicas me acuerdo de tus bulbos de hinojo, tus balletas y otras cosas muy curiosas que voy aprendiendo de tus redes sociales. ¡Mola! Después de tantos años de autocad, me imagino que recuperar lo "manufacturado" tiene que ser especial.

      Un placer que te pases por aquí, como siempre :)

      Eliminar