11 de febrero de 2017

cinta de lomo asado con salsa de jerez



Os sitúo, por si andáis extraviados. Era el mes de diciembre cuando una cabeciña pensaba para sí...

Propósitos para el año 2017: publicar un par de entradas al mes.

Jojo —de risa— no confundir con Jojó —el mesoncito de moda en la villa cedeiresa—. Jojo, jeje, juju, ¡bien empezamos!  

¿Qexcusa nos traes hoy?podrían hacerse esa pregunta las masas de lectores y lectoras decepcionados—. ¡Ay! Tenéis que creerme esta vez. He estado de baja forzosa por espaldismo de mala calidad. ¡Todavía no puedo atarme los cordones de los zapatos! Y con los cordones desatados no se puede cocinar, lo dice la real enciclopedia del chef

Además, me he pasado tres días en un hospital comiendo puré verde aguado y compota de manzana. ¡Yo! Que regento un blog de postín. Yo, que cual Obelix me hubiese comido un jabalí asado después del esfuerzo de tanto pasear pasillos o pasillear. Mis seres queridos me tuvieron que traer comida de extraperlo a escondidas del personal sanitario camuflando entre sus abrigos y bolsos prohibidos bocadillos de jamón serrano.

Diréis que si ya estoy aquí escribiendo, será porque no estoy tan mal. Al menos, de la espalda. De la azotea nadie responde. Una vez más, tendréis razón. PA. Progreso adecuadamente cual mis notas de primaria. 

Así que, aprovechando que el año empezó pobretón, os dejo una propuesta carnívora para compensar. Sé que no son las más habituales por estos lares, pero es una de las primeras recetas que mi abuela Mamalú me enseñó cuando consideró que su nieta era una muchachita digna de tal cosa. La tengo escrita todavía en una hoja de libreta. Como ella me explicó, es una buena opción para preparar con antelación cuando son muchas las bocas a alimentar. Y os puedo asegurar que de eso ella sabía una barbaridá.

Ingredientes (3 personas aprox)

· Cinta de lomo de cerdo (500-600g)
· Una cebolla grande
· Tres zanahorias
· Un diente de ajo
· Un vaso de vino jerez o brandy o cognac
· Un vaso de caldo de ave o verduras
· Sal 
· Pimienta negra
· Aceite de oliva

Para acompañar
· Calabaza
· Mantequilla
· Hierbas provenzales.

Preparación

1. Salpimentamos la cinta de lomo.
2. En la olla a presión ponemos un par de cucharadas de aceite. Doramos la cinta de lomo por todas sus caras. Retiramos la carne y reservamos el aceite en la olla. 
3. Pelamos y cortamos la cebolla, la zanahoria y el ajo.
4. Pochamos las hortalizas en el aceite, quizás sea necesario añadir una cucharada más. Cuando estén doradas añadimos el alcohol (vino de jerez o brandy) y dejamos que se evapore.
5. Colocamos la cinta de lomo en la olla.
6. Echamos el caldo o el agua hasta aproximadamente dos tercios de la altura de la carne.
7. Cerramos la olla y cocinamos unos 20-25 minutos desde que empiece a "pitar".
8. Cuando haya bajado la presión, abrimos la olla y sacamos el lomo.
9. Trituramos las verduras con la batidora. Rectificamos la salsa de sal y pimienta.
10. Cortamos los filetes de lomo y servimos con la salsa caliente.

Acompañamiento.
1. Cortar la calabaza en cubitos pequeños.
2. Salteamos la calabaza con la mantequilla en una sartén.
3. Cuando la calabaza esté a vuestro gusto de textura, a mí me gusta al dente, añadimos una pizca de sal y las hierbas que nos gusten.

Notas

- Se puede bridar la cinta de lomo para que la carne quede más prieta y no se deforme.
- Es más jugosa la pieza de lomo que tiene "dos colores", la cabecera.
- En mi casa somos muy salseros y con estas cantidades hay bastante salsa. Podéis reservar un cazo del agua de cocción, antes de triturar, para luego corregir su espesura. Otra forma de espesar la salsa puede ser añadiendo algún espesante tipo Maizena.
- Otro acompañamiento estupendo es manzana salteada. 

3 comentarios:

  1. ¡Cuídate y ponte buena!
    Vaya ricochura, mi madre también la hace en olla a presión pero creo que le pone mucha menos agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaaaaaaaaaaa, te creo lo de la salsa, pero es que en mi familia o hay dos toneladas de salsa o la gente se cabrea mucho y, claro, mi abuela se cura en salud.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Pobrecita que no te dan de comer...
    La receta muy bien, ya se echaba de menos.
    Me voy a meter con Maizena y resto de productos de la empresa Unilever porque tienen trasgénicos. Es difícil evitarlos pero bueno, si es posible elegir yo evito Tulipan, Flora, Ligeresa, Calve, Hellmann's, Frigo, Knorr y por supuesto, Maizena. Otro día me meto con Nestle que es tres cuartos de lo mismo.
    (Habló, más bien escribió, el maniático. )

    ResponderEliminar