8 de diciembre de 2015

bizcocho de chocolate y castañas



Hacía mucho que no preparaba un bizcochito elegante —entendedlo, tengo que rentabilizar el molde—.

Paseando hace unas semanas por las orillas del río Sor apañamos unos cuantos kg de castañas. Íbamos con la intención de boletus, pero la naturaleza regala y toca callar. Así que, cesta otoñal en mano, nos volvimos a casa tan contentos.

Después de una sesión intensiva de desahucios gusaniles preparé una buena cantidad de puré de castañas. Lo envasé primorosamente en raciones de 200g exácticos y lo congelé. Estoy escribiendo un libro: Grandes misterios de la ciencia: por qué Lu sólo mantiene previsión, orden y concierto en ese área de su vida, el congelador. Entre capítulo y capítulo, saco una ración de puré de castañas y me dedico a otros menesteres. 

De ahí el pastel.

¡Un desalojo, otra okupación!

 Ingredientes.

· 200 g de chocolate para fundir.
· 200 g de mantequilla.
· 200 g de puré de castañas.
· 4 huevos.
· 100 g de azúcar.
· 150 g de harina.
· 10 g de levadura química.
· Una pizca de sal.
· Ralladura de naranja.
· Un chorrito de una Monteña que me estaba bebiendo.

Preparación.

Para el puré de castañas.

1. Lavamos bien las castañas y les hacemos una incisión con un cuchillo.
2. Ponemos las castañas en un bol con agua.
3. Las cocemos en el microondas durante 15 minutos.
4. Pelamos las castañas en caliente. Ahora tendremos castañas enteras y peladas que podemos congelar.
5. Cocemos las castañas peladas en un cazo con agua durante 15 ó 20 minutos más.
6. Escurrimos reservando el agua de cocción.
7. Trituramos con una batidora añadiendo un poco de agua de cocción hasta obtener la textura deseada. En este caso, un puré denso.

Para el bizcocho. 

1. Derretimos el chocolate con la mantequilla en el microondas. Vamos dándole golpes de calor de 30 segundos en 30 segundos removiendo bien en el tiempo intermedio.

2. Añadimos el puré de castañas a la mezcla de chocolate y mantequilla.

3. Batimos los huevos con el azúcar durante varios minutos hasta que estén espumosos y blanquecinos.

4. Añadimos la crema de castañas a los huevos batidos removiendo suavemente. Incorporamos la ralladura de naranja y unas gotas de cerveza.

5. Sumamos la harina, la levadura y la sal. Vertemos estos ingredientes secos sobre los húmedos. Mezclamos lo justo hasta que esté bien integrado.

6. Vertemos sobre el molde engrasado y enharinado previamente.

7. Horneamos en el horno precalentado a 180ºC durante 35-40 minutos.

8. Desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar.

Notas.

- Es un bizcocho que gana en sabor pasado un día.
- Revisad muy bien las castañas de inquilinos.
- Podéis naparlo con una cobertura de nata y chocolate.
- Os recuerdo también el brownie de castañas y chocolate de mi primer aniversario bloguístico y el bundtcake de chocolate y cerveza stout.
- Fuente: receta de webosfritos.

Esta vez, castañas norteñas.
 


4 comentarios:

  1. Con este calor que hace por el hemisferio sur se me hace difícil pensar en castañas (hay que ver cómo tenemos acostumbrado al cerebro para que te apetezcan según qué cosas en según qué épocas) y cuando volvamos creo que la época de castañas habrá acabado, pero me la guardo porque promete mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va... con este invierno raruno que tenemos estoy convencida de que cuando lleguéis aún pilláis a algún castañero desprevenido. ¡Ya verás!

      Eliminar
  2. 1) Y los agujeros que aparecen en el estético pastél ¿son para alojar de nuevo a los okupas?
    2) ¿Te has fijado que el pastel tiene nueve brazos, ideal para hacer tres o nueve raciones helicoidales exácticamente iguales.

    Mmmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Shhhhhh, que luego la gente no se lo come!
      2) Tres para Fusa, tres para Lucía, tres para... ¡Caña!

      Eliminar