10 de noviembre de 2015

pitas rellenas de verduras y labne



He aquí una receta de las de hacernos muy felices.

Sabéis de mi afición por plagiar recetas de barecillos varios como el tiramisú enxebre o el postre de yogur, manzana y albahaca de A Trabe. Pues bien, de allende el mar Cantábrico y el canal de La Mancha os traigo una receta de tinte mediterráneo. Y no, no es un traspiés geográfico digno de la Antología del disparate —en Holanda, de cada cuatro habitantes uno es vaca—. Todavía no desparramo tanto, sino que una de las muchas cosas buenas de la Gran Bretaña es que puedes probar comida buena de cualquier rincón en cualquier esquina.

De mi reciente viaje por aquellos lares me traigo varios recuerdos comidísticos. Uno, el mejor curry ever de un restaurante especializado en comida de Bombay; amén de otros platillos interesantes indios que, si consigo localizar al menos un ingrediente, espero enseñaros algún día. El segundo, esta receta de pan plano con cosas —¿qué hay mejor que el pan con cosas?— del bueno, bonito y barato local griego mediterráneo 4023, Birmingham city.

Claramente, esta es mi versión. Está adaptada a mi amor incondicional por el libro de Iban Yarza —ejem, sólo por el libro— y a las vicisitudes de hacer la compra un domingo en mi querido barrio de ciudad de provincias. Previsión, lo llaman. Encontrar el queso halloumi de la receta original fue misión imposible, pero una es una chica de recursos.
 

Anímenseme a hacerla porque la receta bien merece un buen bocado. O dos.

Nothing else ;)
 
Ingredientes.

Para las pitas.
· 375 g de harina panadera.
· 25 g de harina de centeno.
· 250 g de agua.
· 10 g de azúcar.
· 5 g de sal.
· 1,5 g de levadura seca.

Para el labne.
· 2 yogures naturales.
· Sal.
· Aceite de oliva virgen extra.
· Hierbas para aromatizar.

Para el relleno.
· Una berenjena.
· Un calabacín.
· Un puerro.
· Un tomate.
· Dos zanahorias.
· Una cebolla.
· Unas hojas verdes; lechuga, berros, canónigos.
· Queso de cabra desmigado.

Preparación.

Las pitas.

1. Mezclamos todos los ingredientes en un bol. Comenzamos a amasar con las manos hasta que sea una masa que no se nos agarre demasiado. Dejamos reposar 15 minutos.

2. Pasamos la masa a la mesa y continuamos amasando, plegándola sobre si misma y rodándola sobre la mesa. Al cabo de unos 5 minutos debería ser una masa manejable. Dejamos reposar de nuevo media hora.

3. Dividimos la masa en porciones de 80 gramos. Salen 8 aproximadamente.

4. Boleamos cada porción haciéndola girar sobre nuestras manos o sobre la mesa. En el minuto 18 de este vídeo podéis ver a Su boleando. Estiramos cada bolita con el rodillo hasta obtener una oblea de 15 cm de diámetro. En este paso es útil espolvorear algo de harina sobre la mesa y el rodillo para que no se pegue.

5. Colocamos las pitas sobre una hoja de papel de hornear (dos por papel) y dejamos levar 15 minutos.

6. Llega el momento de hornear. Es el punto más importante de esta receta. El horno tiene que estar muy muy caliente. Para ello hay que calentarlo previamente, bandeja incluida, durante 30/40 minutos a 250ºC. Es importante tener esto en cuenta para encender el horno con la previsión adecuada.

7. Metemos las pitas en el horno, dos por tanda. Si el horno está lo suficientemente caliente comenzarán a hincharse al medio minuto aproximadamente. Cuando transcurran dos minutos les damos la vuelta para que se cuezan de forma homogénea y horneamos otro par de minutos.

8. Sacamos las pitas del horno y las reservamose en un paño limpio hasta su consumo. 

El labne.

1. Removemos los yogures añadiendo una pizca de sal. Dejamos escurrir el lácteo sobre un colador forrado a su vez con papel de cocina o una gasa durante unas horas hasta que tenga la consistencia deseada. Os recomiendo 4 ó 5 horas en este caso. Nos interesa una textura que sirva para untar, no demasiado líquida.

2. Añadimos un chorro de aceite virgen extra.

El relleno.

1. Lavamos bien todas las verduras. Pelamos aquellas que sean necesarias y escurrimos bien las hojas verdes.

2. Troceamos en rodajas finas todas las hortalizas excepto las hojas verdes que dejaremos enteras o en juliana.

3. En una sartén o plancha vamos cocinando las hortalizas que lo requieran con unas gotas de aceite de oliva a fuego medio fuerte. Es importante ir cocinando cada una el tiempo que requiera. Salamos.

4. Reservamos sobre un papel de cocina absorbente.

Montaje.

1. Abrimos una pita con un cuchillo de sierra. Rellenamos con las verduras a la plancha, el tomate fresco y las hojas verdes. Desmigamos un poco de queso de cabra y aliñamos con un par de cucharadas del labne.

Notas.
- Podéis hacer las variaciones que os apetezca con el relleno. Todo va a estar bueno. El relleno original que yo comí incorporaba también patatas fritas. Era contundente.
- Calentad muy bien el horno. En mi caso no se hincharon las pitas hasta la tercera hornada en la que ya había alcanzado la temperatura. El resto nos las comimos igual, pero la gracia es que se inflen.
- Si amasando notáis que la masa se contrae, dejadla reposar un rato más.
- Tanto en este vídeo como en este texto podéis ver como se realiza el labne. 

 

2 comentarios: