29 de octubre de 2015

lasaña de calabaza, queso azul y frutos secos.




Quería dejaros una propuesta otoñal para inaugurar la temporada de chaquetón y lluvias que también tiene su encanto y derecho a la estacionalidad. Es una propuesta indecente para untar pan en salsa cuando llegas de la calle con frío pelón. Cierto es que todavía no hace tanto frío, pero cualquier excusa es buena para mezclar pasta con calabaza y queso.

Y más siendo tiempo de Samaín.

En los próximos días me esperan niños y niñas gritando como locos, mucho alboroto, castañas y requeixo, una casa del terror, calabazas, un pasarrúas y trabajillo intenso, pero con unos excelentes compañeros y compañeras de faena.

Xa vos irei contando ;)

Recetónde Mònica de El Comidista.


Ingredientes. (2 personas)

· 8 Placas para lasaña.
· Un puerro ó medio puerro y media cebolla.
· 600 - 700 g de calabaza.
· Un puñado de avellanas tostadas.
· Un puñado de pasas.
· 50 g de queso azul.
· Queso parmesano para rallar.
· 400 mL de leche.
· 20 g de mantequilla.
· Aceite de oliva virgen extra.
· Pimienta negra.
· Sal.
· Una ramita de tomillo.
· Nuez moscada. 

Preparación.

1. Cocemos las placas de lasaña según las instrucciones de la fabricante. Una vez cocidas las reservamos sobre un paño limpio y seco.

2. Picamos el puerro finamente. Pelamos y troceamos en cubos pequeños la calabaza.

3. En una sartén con dos ó tres cucharadas de aceite pochamos el puerro. Una vez esté bien dorado añadimos la calabaza troceada. Salteamos a fuego fuerte durante unos minutos y después bajamos el fuego, tapamos la sartén y cocinamos la calabaza hasta que esté tierna.

4. Añadimos las avellanas y las pasas troceadas a la sartén de las verduras. Salpimentamos el relleno.

5. Preparamos la bechamel. Ponemos 400 mL de leche a calentar a fuego suave/medio en un cazo con la rama de tomillo. En otro cazo fundimos la nuez de mantequilla con un chorro de aceite. Añadimos la harina y removemos mientras se cuece durante unos minutos a fuego lento. Incorporamos la leche caliente —sin la rama de tomillo— poco a poco, evitando que se formen grumos removiendo rápidamente. Añadimos el queso azul. Tenemos que dejar la bechamel con una consistencia ligera. Salpimentamos la salsa y rallamos un poco de nuez moscada.

6. Montamos la lasaña en un recipiente apto para el horno. Alternamos una capa de pasta, con una de relleno y otra de bechamel. La última capa que sea de bechamel.

7. Rallamos parmesano sobre la lasaña.

8. Horneamos durante 20 minutos a 180 ºC.

Notas.

- Tema avellanas. Para quitarles la piel que tienen debajo de la cáscara lo más fácil es tostarlas en una sartén o en el horno durante 10 minutos. Luego se frotan y la piel sale sola.
- La idea de infusionar la leche es muy buena. Podéis poner una ramita de lo que más os guste: romero, orégano, etc. Se distribuye muy bien el sabor.
- Hacer un cálculo de placas de lasaña que vais a utilizar midiendo en vuestro recipiente. En mi caso necesité solamente ocho, cuatro capas de dos placas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario