8 de marzo de 2015

carrilleras con cerveza de castañas


¡Albricias! Hoy es día de jolgorio. 

Poned a trabajar vuestra imaginación y asociad las siguientes frases a una voz grave y seductora de speaker radiofónico, a lo Toni Garrido, del que algún día confesaré mi amor platónico y nuestro fugaz encuentro en una calle de agosto. Pero —ejem, que me lío— continúen leyendo ustedes.

Buenas noches, respetados lectores y amado público, para tan distinguido día he reservado la publicación de mi segunda receta de la serie Monteña, cerveza del Jerte; una entretenida comedia familiar cuyos créditos paso a relatar a continuación.

Monteña cuenta con un guión ingenioso, comprometido y valiente de la mano de los grandes contadores de cuentos J&B. Además, nos encontramos ante una producción eficiente, puntual y precisa ya que algo, ¡un mínimo!, se les ha tenido que pegar de la experiencia de mi querida Alicia.

(Aplausos)

Esta obra maestra transcurre en una localización natural inmejorable y preciosérrima, el recóndito valle del Jerte, que no tendréis otro remedio que visitar y más siendo casi primavera. Todo sucede bajo el diseño cuidado, elegante y camaleónico, digno de cualquier alfombra roja, de la gran Laurilla

Como plato fuerte me gustaría destacar sus flamantes estrellas invitadas, los ingredientes de primera, ¡las mejores castañas!

(Torrente de aplausos)

Con un argumento fresco, diferente, bullicioso y personal —la cerveza de castañas— Monteña ha conquistado nuestros ya de por sí entregados corazones. Pero, sabed, que hasta la crítica más especializada ha caído rendida ante sus encantos, que no son pocos.

Así que ya veis, con semejante cartel, mi papel en esta historia se ha vuelto muy sencillo, perpetrar otra receta y zampármela.


Después, venir aquí y relatarla.  


(Bravos y bravissimos)

Ingredientes. (3 personas)

· 6 carrilleras de cerdo.
· 1 cebollas.
· 1 diente de ajo.
· Un puñado de almendras laminadas.
· 300 g de champiñones.
· Una Monteña.
· Caldo de verduras/cocido.
· Aceite de oliva.
· Sal.
· Pimienta.
· Harina.

Preparación.

1. Limpiamos muy bien las carrilleras de sus pieles y grasas. Salpimentamos. Las pasamos por harina sacudiendo el exceso.

2. En una cazuela capaz, la que uséis para hacer los guisotes buenos, echamos un buen chorro de aceite y doramos las carrilleras. Escurrimos bien y reservamos.

3. En ese mismo aceite comenzamos a sofreír la cebolla bien picada.

4. Cuando la cebolla comience a dorarse, añadimos también un diente de ajo laminado y las almendras. Pochamos bien.

5. Incorporamos los champiñones y removemos de vez en cuando, a fuego medio, hasta que todo adquiera un bonito tono dorado.

6. Escurrimos el aceite sobrante.

7. Colocamos las carrilleras en la olla y regamos todo con la cerveza Monteña. Dejamos hervir unos minutos para que se evapore el alcohol.

8. Cubrimos con el caldo de verduras o cocido. Podemos añadir aquí unas ramitas de tomillo y un golpe de pimienta. Cocemos a fuego suave durante un par de horas hasta que la carne esté bien tierna.

9. Rectificamos de sal y servimos acompañadas de patatas fritas.

Recomendaciones.

- Utilicé unas carrilleras normales, estoy segurísima que con carrilleras ibéricas quedará mucho mejor.
- Podéis probar con setas de temporada o setas deshidratadas.

6 comentarios:

  1. Con buena cerveza, todo sabe mejor =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Quita todas las penas y sin sabores :)

      Eliminar
  2. Tiene razón Fer. Unas cervezas mientras las carrilleras se hacen a fuego lento vienen muy bien. Luego en la comida podemos pasarnos al enemigo, un tintorro rico.

    Y habrá que pasarse por el Jerte alguna primavera para ver que es verdad todo lo que cuentan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Síiiiiiiiiiii! Vamos, vamos, vamos, porfaaaaaaaaaaaa. Nunca venís conmigo a ningún lado :P

      Eliminar
  3. Madre mía, madre mía, ¡madre mía!
    Acabo de comer y se me ha hecho la boca agua muy locamente al ver y leer esta receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? Que ilusión me hace. No tengo muchas recetas de pota, ni guisotes, y me gustaría ir completando esto poco a poco. Requieren un tiempo, que no trabajo, que no suelo tener.

      Eliminar