26 de febrero de 2015

larpeira vol I


"Acaba la estación de las lluvias, el tiempo refresca, en las milpas el maíz ya se ofrece a la boca. Y los vecinos del pueblo de Santiago Sacatepéquez, artistas de las cometas, dan los toques finales a sus obras.

Son todas diferentes, nacidas de muchas manos, las cometas más grandes y más bellas del mundo.

Cuando amanece el Día de los Muertos, estos inmensos pájaros de plumas de papel se echan a volar y ondulan en el cielo, hasta que rompen las cuerdas que los atan y se pierden allá arriba.

Aquí abajo, al pie de cada tumba, la gente cuenta a sus muertos sus chismes y las novedades del pueblo. Los muertos no contestan. Ellos están gozando esa fiesta de colores que ocurre allá donde las cometas tienen la suerte de ser viento."

Eduardo Galeano. Bocas del tiempo.


Hoy leía este cuento.
Hoy había una reunión por la tarde.

Y esta es una merienda para los jueves por la tarde :)

Ingredientes.

Para el prefermento.
· 50 g de harina de trigo.
· 30 g de leche.
· 1 g de levadura prensada.

Para la masa.

· Prefermento anterior.
· 100 g de leche entera.
· 10 g de anís.
· 25 g de azúcar.
· Ralladura de limón.
· 10 g de levadura prensada.
· 300 g de harina de trigo.
· 4 g de sal.
· 65 g de mantequilla a temperatura ambiente.

Para el almíbar.
· 50 g de agua.
· 50 g de azúcar.
· 50 de anís.

Para la crema pastelera.
· 4 yemas de huevo.
· 430 g de leche fresca.
· 100 g de azúcar.
· 34 g de maizena.
· 1 vaina de vainilla.
· Piel de limón.

Preparación.

Crema pastelera.

1. Hervimos la leche con la vaina de vainilla y la piel de limón. Dejamos infusionar durante 20-25 minutos. Colamos y dejamos templar.
2. Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen (durante unos 5-7 minutos).
3. Disolvemos la maizena en un poco de la leche templada y añadimos esta mezcla poco a poco y batiendo enérgicamente para que no queden grumos.
4. Ponemos todo en un cazo a fuego suave (2-3 en mi cocina de inducción). Es importante que no llegue a ebullición para que las yemas no se cuajen. Incorporamos la leche poco a poco sin dejar de remover. Si es necesario, a veces podemos retirar el cazo del fuego.
5. Después de unos 20 minutos removiendo constantemente la crema comienza a coger cuerpo y de repente, sucede la magia y la crema está lista.
6. Vertemos la crema en un bol, tapamos con papel film pegado a la superficie (para que no se forme costra) y enfriamos durante varias horas.


Almíbar.

1. En un cazo mezclamos el agua, el azúcar y el anís. Llevamos a ebullición durante varios minutos hasta que comience a espesar. Apagamos y reservamos.

Larpeira.

1. Mezclamos concienzudamente los ingredientes del prefermento. Obtenemos un pegotillo que dejamos leudar un par de horas.

2. Disponemos en un bol la harina con la sal.

3. Desleímos la levadura en aproximadamente 30 g de leche.

4. Incorporamos al bol de harina todos los ingredientes de la masa, excepto la mantequilla.

5. Comenzamos a amasar con paciencia. Cuando tenga un aspecto medianamente uniforme, añadimos la mantequilla troceada.

6. Seguimos amasando. Al comienzo será una masa pegajosa e indomable, pero trabajándola con paciencia llegará a ser elástica y suave. En ese momento, hacemos una bola y la dejamos reposar durante 15 minutos.

7. Sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado colocamos nuestra bola y la aplastamos ligeramente para que quede redonda y plana. Tiene que tener unos 3 cm de espesor.

8. Greñamos cuadricularmente la larpeira con una buena cuchilla. Dejamos leudar hasta que doble aproximadamente su volumen.

9. Una vez la larpeira esté leudada, calentamos el horno a 220 ºC durante 15 minutos.

10. Mientras tanto, marcamos con cuidado un poco más las greñas. Rellenamos las hendiduras de crema pastelera ayundándonos con una manga.

11. Pintamos lo que resta de masa visible con huevo batido.

12. Horneamos durante 25 minutos. Si vemos que se dora demasiado, pasados al menos 15 minutos, cubrimos con papel de aluminio y reducimos un poco la temperatura del horno.

13. Sacamos la larpeira del horno y todavía en caliente pincelamos abundantemente la larpeira con el almíbar.



Recomendaciones.

- La receta está sacada del blog Potes e Tixolas. Esta es una primera versión revisable. Las siguientes recomendaciones son de cara a que la próxima vez sea algo menos seca.
- Amasado. Para mí esto todavía es un mundo. Yo estoy intentando defenderme en el amasado Bertinet, pero me falta todavía mucha práctica. Él lo hace taaaaaan fácil... snif. Cuando ya me canso, a veces me ayudo de los ganchos de mi batidora de varillas o pruebo la opción de amasar 2/3 minutos dejando 10 de reposo. Se hace mucho más llevadero.
- Greñar. Yo no sé tampoco hacerlo bien y cometo una carnicería. Por lo que tengo entendido lo mejor es tener una buena cuchilla y realizar un único corte limpio.
- Asunto manga pastelera. No tengo manga pastelera ni boquillas así que utilicé una bolsita de congelados a la que le corté una esquinita. Se pone todo un poco perdido, pero se consigue.
- La próxima vez voy a alargar los tiempos de leudado y los haré en frío. Es posible que deje la larpeira toda la noche en el frigo.
- Para bañar la larpeira con el almíbar también se pueden hacer agujeros con una brocheta sobre su superficie antes de pincelar. Quedará más empapada.
- Las proporciones de 100 g de leche y 10 g de anís pueden variar según vuestro gusto de anís. La próxima vez voy a poner 80 g de leche por 30 g de licorete.
- Se puede añadir azúcar ligeramente mojado en agua antes de hornear espolvoreado por la superficie de la larpeira.
- Os va a sobrar crema, os la coméis a cucharadas.
- Utilicé 150 g de harina de repostería y 150 g de harina de fuerza.



2 comentarios:

  1. Me encanta especialmente la penúltima recomendación, encaja a la perfección en mi credo religioso.

    Siempre que he comido este bollo me ha chiflado, a ver si algún día me animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejje. Me gusta tu credo religioso. ¿Qué más mandamientos tiene? Seguro que podemos crear cantera :P

      Con los panes que tú haces, ¡esto va a ser coser y cantar!

      Eliminar