28 de abril de 2014

alcachofas de Sanlúcar


En parte, se trata de comer bien. Sin entrar en las metafísicas con las que alimentáis el espíritu, ¿eh? que yo me preocupo SOLO de vuestra parte mundana.

No implica cantidades ingentes de tiempo.
Ni gastos desmedidos.
Ni platos elaborados.
Ni maña, ni fuerza —a no ser que seas una pichiruchi y te puedan los botes de conserva—.
Ni siquiera, cacharrada.

Solo un poco de buena voluntad.

Un par de cuchillos, una sartén.
Y un blog de donde sacar recetas, ¡indirecta!

Y si no, os intentáis buscar unos tíos como los míos —aviso, el listón está bieeeeeeeen arriba— que os las envíen escaneadas o mejor aún, que os inviten a comer. Hay casas donde siempre se come bien. La de Marga y Luis es una de las mejores. Ellos también.


En un intento de reconvertir la manzanilla en albariño, Doñana en las Fragas, el Guadalquivir en el Umia, el Rocío en San Andrés (me descojono yo sola) os dejo esta receta suya que tenéis que probar.

Ingredientes.

· 4-6 alcachofas.
· Una cebolla.
· Un ajo.
· 2 manzanas.
· Unos granos de pimienta.
· Una cucharadita de mostaza.
· Un vaso de manzanilla (o vino blanco).
· Aceite de oliva.
· Sal.
· Perejil.

Preparación.

1. Limpiamos las alcachofas quitando las hojas de fuera hasta quedarnos con las que ya se vean amarillas. Pelamos el tallo. Cortamos la punta más dura de arriba de las flores y troceamos en cuartos las alcachofas. A medida que las vamos limpiando las depositamos en un bol con agua fría y zumo de limón o perejil abundante fresco para que no se oxiden. Las cocemos en agua hirviendo durante 15-20 minutos.

2. Pelamos y picamos el ajo y la cebolla. Sofreímos en una sartén a fuego medio hasta que comiencen a dorarse.

3. Añadimos la manzana pelada y bien picada con la mostaza y los granos de pimienta. Rehogamos todo junto unos 5 minutos.

5. Sofocamos con el vaso de vino y dejamos cocer a fuego suave durante 8-10 minutos.

6. Trituramos la salsa con la batidora o pasándola por un chino.

7. Disponemos las alcachofas bien escurridas en una cazuela y regamos con la salsa. Permitimos que de un hervor y degustamos.

Recomendaciones.

- La salsa está buena con todo. Nos sirve para acompañar desde estas alcachofas a unos tallarines o un lomo asado de cerdo.
- Si trituráis la salsa con la batidora, tened la precaución de retirar algunos de los granos de pimienta o ... no.
- Acompañadas de arroz blanco conforman un plato bien rico.

3 comentarios:

  1. Todo es apetecible, las alcachofas, Sanlúcar, la manzanilla y sobre todo tus tíos. Un gran plato para disfrutar y encima sanote.

    ResponderEliminar
  2. Esta es la caña de receta

    ResponderEliminar