13 de octubre de 2013

tarta de queso o NY cheesecake


Tarta de octubre.
Con cierto sabor americano.
Me acabo de enganchar a The West Wing. Todavía no sé si prefiero a Josh Lyman o Sam Seaborn o una mezcla de ambos.
Llevo días —que digo días... meses, ¡años!— oyendo hablar de un road trip costa este oeste de USA por el norte y los grandes lagos. Yeah.
Me acaba de llegar un paquete con una una chaqueta con la que podría ir al Crown Hall del MIT y pasar desapercibida. Gracias Marga y Luis.
Pero tranquilos, Boston en día 13 y esta NewYork Cheesecake es lo que de momento, y posiblemente lo único, tenga en común con los yankees.

Pero es la mejor tarta de queso de mi historia.

Receta extraída entre
Las recetas de la felicidad y Objetivo: Cupcake perfecto.


Ingredientes. (para una señora tarta)

· Un paquete de galletas digestive.
· 85 g de mantequilla.
· 500 g de queso mascarpone.
· 250 g de queso quark.
· 250 g de queso de untar.
· 250 g de azúcar.
· Un sobre de azúcar avainillado.
· 3 huevos.
· 3 cucharadas de harina.
· Ralladura de medio limón.
· Una vaina de vanilla.
· Un chorrito de ron.
· Mermelada de frutas del bosque.

Preparación.
 
Para la base.
1. Trituramos las galletas digestive con una picadora o bien metiéndolas en una bolsa y dándoles golpes con un rodillo hasta que queden en polvo.
2. Derretimos un poco la mantequilla y la añadimos al polvo de galleta. Mezclamos bien. Tiene que quedar con textura de arena mojada.
3. Preparamos el molde desmontable pincelando con un poquito de mantequilla fundida la base y los laterales.
4. Ponemos la masa de galletas en toda la base del molde. Presionamos un poquito. Tiene que tener entre medio y un centímetro de espesor.
5. Metemos el molde en el congelador mientras preparamos la crema de queso.

Para la crema de queso.
1. Batimos los tres quesos, mascarpone, quark y "de untar", con la ayuda de unas varillas. Añadimos el azúcar normal y el avainillado, la ralladura de limón, el interior de la vaina de vainilla y un poco de ron. Mezclamos bien.
2. Incorporamos ahora las tres cucharadas de harina poco a poco y removemos para que no queden grumos.

3. Echamos de uno en uno los huevos. Batimos la mezcla después de cada huevo, para que se integre perfectamente, antes de echar el siguiente.
4. Vertemos la crema de queso sobre la base de galletas.

Horneado y enfriado.
1. Introducimos la tarta de queso en el horno precalentado a 200ºC. A esta temperatura deberá estar unos 10-15 minutos. Después bajamos la temperatura del horno a 90-100ºC y horneamos durante 60-80 minutos. Toda la superficie tiene que estar cuajada, solo quedará el centro con un poco de textura de flan.
2. Dejamos enfriar dentro del horno apagado sin abrir la puerta en ningún momento. Cuando la tarta esté a temperatura ambiente, pasadas varias horas, ya la podemos sacar.

3. Ponemos una capa fina de mermelada de frutas del bosque ayudándonos con un pincel de silicona. Hay que hacerlo delicadamente.
4. Metemos la tarta en la nevera y dejamos enfriar..

Recomendaciones.
- No abrir en ningún momento la puerta del horno. Si sufre cambios bruscos de temperatura puede hundirse el centro o agrietarse la tarta.
- No batir la mezcla en exceso.
- Se debe sacar la tarta de la nevera 10 o 15 minutos antes de consumirla.
- Es preferible hacerla el día anterior. Está mejor de un día para otro.

9 comentarios:

  1. Awesome¡¡¡ simply the best¡¡¡ Jaj...

    Roadtrip...we're not working on it but at least thinking... ;)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las tartas de queso!! son mis favoritas, más que las de chocolate, que ya es decir...jeje.
    Nos apuntamos la receta!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tartas de chocolate están sobrevaloradas ;)

      Eliminar
  3. Ooohhhh! Que pinta!! Neoyorquina que te ha quedado a más no poder!! Desde que probé una de estas, babeo cada vez que veo una y eso que de pequeña no me gustaban. Recuerdo que con 4 ó 5 años yo veraneaba en el pueblo de mis abuelos. Mi tía cocinaba una tarta de queso, bastante parecida a esta, para mi tío Juan (que en paz descanse). Yo, pobre infeliz, creía que eso del queso y el dulce no pegaban nada, así que nunca me atreví si quiera a probarla. Sin embargo, quedaron grabados en mi memoria tanto su aroma como la cara de felicidad de mi tía cuando la cocinaba con mucho amor para su hermano mayor, como de mi tío cuando llegaba del trabajo y veía lo que su hermana había preparado para él. Gracias por refrescarme tan hermoso recuerdo (ay que me pongo ñoña!!). #Monologo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya. Como mola que esta tarta suscite monólogos y atesore recuerdos.
      La pena es que no probaras la de tus tíos. ¿Cómo se llamaba ella? No puede ser que solo conozcamos al tío Juan. ¿Dónde queda la artista?
      A la espera me hallo, para rendirle homenaje. Saludos :-)

      Eliminar
    2. Ella es Olga. No creo que haya vuelto a hacerla desde entonces pero creo que ya es hora de pedirle la receta, no? :D

      Eliminar
  4. Estuciosa y delipenda, seguro.

    ResponderEliminar
  5. Menuda pintaza, ¡¡esta es de las que me gustan!! Y encima mezclando 3 quesos diferentes, eso para mí es casi mejor que la 3 chocolates, jajajaja

    Un beso!!!!!

    ResponderEliminar