9 de septiembre de 2013

bizcocho de plátano y chocolate

¿Conocíais este cuento? Lo tengo desde pequeñaja.

¡Se acabaron las vacaciones! Después de unas cuantas semanas conviviendo con una mezcla de "tienes el blog abandonado vs. cuando vuelvas lo retomarás con fuerza" hoy toca publicar receta. Además, con mucha ilusión porque ya han sido varios los que me lo han recordado.

Tampoco se puede decir que me haya alejado de la cocina. En verano, es tiempo de cocinar a gran escala (en número de comensales) y practicar aquello del cálculo a ojo, cuanto arroz para doce o, ejem, sólo tocamos a tres croquetas. Y lo que para mí es más difícil de todo ¿cuánto pan se compra? Pues vaya usted a saber, si los tropecientos deciden hacerse bocatas y montaditos no hay cálculo que valga. Si de repente se come fuera o se acaba la mortadela, sobra pan para un regimiento (menos mal que siempre están los pudines y gazpachos para remediarlo).

Pero he probado y practicado muchas cosas. Desde los clásicos multitudinarios fareros como la ensalada campera, el pisto, los filetes y ensaladilla soviéticos hasta la exquisita fondue de pescado de la que, sin duda, os tengo que hablar. He aprendido la técnica de arroz en paella valenciana, a hacer musaka griega con canela (¿o era veneno?), y una pasta tipo oriental con curry, gambas y pollo. Por el mundo he probado, ¡por fin!, los scones en Irlanda, un pan de leche recién hecho que me ha reconciliado de nuevo con las masas pegajosas, y me traigo muchas recetas de la fábrica de Guinness para realizar con esta cerveza. Fer, te espero para ello.

Además es tiempo de "horticultura" y mis queridos proveedores (guiño guiño) llenan la cesta de acelgas, espinacas, tomates, calabacines, manzanas, lombardas, patatas, peras, calabazas... todo recién cogido. I'm a lucky girl.

Pero bueno, nada de eso es para esta entrada. Hoy toca un fácil bizcocho de chocolate y plátano muy recomendable para llevar a una reunión de merienda de agosto de las que he tenido unas cuantas.




Ingredientes.


· 2 huevos.
· 100 g de harina de trigo.
· 100 g de harina integral.
· 160 g de azúcar moreno.
· 3 plátanos maduros.
· Un sobre de levadura química (tipo Royal).
· Un pellizco de sal.
· 60 g de aceite de oliva.
· 60 g de leche.
· Una cucharada de zumo de limón.
· Pepitas de chocolate.

 Preparación.

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. Incorporamos el zumo de limón a la leche.

3. Machacamos los plátanos con un tenedor espolvoreándolos con una parte del azúcar para que no salgan disparados (esto es importante si luego no quieres pisarlos y pegarte un buen golpe).

4. En un bol, batimos con la batidora de varillas los huevos con el resto del azúcar hasta que blanqueen.

5. Añadimos al bol los plátanos mientras seguimos batiendo, después hacemos lo mismo con el aceite y la leche con limón bien removida.

6. Incorporamos la harina, la sal y la levadura tamizadas. Mezclamos suavemente hasta que esté todo integrado y no haya grumos.

7. Añadimos unas pepitas de chocolate al gusto.

8. Veremos la masa sobre un molde previamente enharinado y horneamos durante 50 minutos. Pasados los primeros 30 o 35 minutos podemos abrir el horno y si se nos está dorando demasiado la superficie, colocamos un papel de aluminio.

9. Cuando introduzcamos un palillo y salga limpio, retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

Recomendaciones.

- Podéis leer este gran post sobre el buttermilk casero. Es lo que hacemos mezclando leche con limón. No os asustéis porque esté cortada, es así. Resumiendo os diré que el buttermilk originariamente era el suero que se obtenía al convertir la nata en mantequilla, hoy en día se realiza añadiéndole acidificando la leche y cultivándola. Sirve para aportar jugosidad a platos horneados, entre otras cosas.

- Es un bizcocho que sube bien aunque en mi foto se vea achatado por los polos, jaja.

4 comentarios:

  1. Ya teníamos ganas de una nueva recete!! la verdad es que muchas veces entrábamos en el blog para ver si ya había algo nuevo publicado :)
    Así que nos alegramos mucho de ver este rico bizcocho de chocolate y plátano! Tiene una pinta genial!!!
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por haberos pasado. Me gusta saber que os gusta. Ahora solo tengo que ponerme yo al día de toooooooodo lo que se ha "cocido" por la web. Cuanto trabajo placentero, jeje.

      Eliminar
  2. Pues ya era hora de que volvieras, te echábamos de menos. Aunque visto lo visto, el pedazo de verano que te has pegado, seguro que tú blog se va a enriquecer con todo lo que has vivido. El bizcocho genial. A mi la mezcla plátano + chocolate no me pegaba (ilusa), cuándo lo probé me di cuenta de que es una maravilla. Bienvenida de nuevo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Como mola esto de tener comentarios a la vuelta y que nadie se haya olvidado de ti, jeje. Ahora tengo que ponerme al día, me quedé en vuestras vacaciones por Donosti. Que sepais, que cuando vi aquellos scones en aquella bonita "bakery" me acordé de la familia Tartufo que fue la primera que me habló de ellos. Y no miento! Saludos!

      Eliminar