24 de junio de 2013

revuelto de champiñones para el santo Juan


Ayer fue el San Juan más frío de la historia. Al menos de mi historia.
Hoy me gustaría tener este revuelto para comer, porque cumpliría los requisitos perfectos para el día después. Verde, ligero y calentito. Nada de criollos y sardinas en una temporada.

Pero no va a ser porque la foto es de la semana pasada.
Cosas del directo ;)
Esta última frase no pega.

Estoy preocupada por qué voy a comer hoy.
Mis roomies no muestran indicios de tener hambre.
En cualquier otra ocasión diría que no mostrar indicios de gusa a las 13.20h es de gente que no es de fiar.
Pero ellos lo son. Jaja.
Voy a hacerme un apertivo. Vosotros... ¡animaros con el revuelto! No es un revuelto cualquiera. Palabrita.


Ingredientes. (3 personas)

· 250 g de champiñones.
· 250 g de champiñones portobello.
· Una cebolleta.
· Un puerro.
· 6 u 8 espárragos trigueros.
· Una loncha de medio cm de pechuga de pavo natural.
· 3 huevos.
· Salsa Worcestershire.
· Sal y pimienta.
· Aceite de oliva.
· Perejil.
· Queso parmesano.

Preparación.


1. En una olla con agua hirviendo cocemos los espárragos durante unos seis-ocho minutos. Cuando estén listos los remojamos en agua fría para que mantengan el verde y los troceamos.

2. En un sartén sin aceite doramos la pechuga de pavo natural cortada en cubos. Retiramos y reservamos.

3. Añadimos a la sartén un chorro de aceite de oliva. Pochamos el puerro y la cebolleta bien picados.

4. Mientras vamos lavando muy bien los champiñones y los troceamos. Cuando el puerro y la cebolleta estén comenzando a dorarse, añadimos los champiñones. Es importante que el fuego esté fuerte porque así el agua que sueltan se va evaporando. Incorporamos también los espárragos.


5. Sazonamos el conjunto con la salsa worcestershire, sal, pimienta, perejil picado y parmesano rallado. Salteamos en conjunto durante tres o cuatro minutos.

6. Incorporamos tres huevos y removemos hasta que cuajen.

7. Servimos espolvoreando algo más de perejil y rallando parmesano en el momento.

Recomendaciones.


- Los revueltos son otro de los grandes cajones de sastre de la cocina. Caben mil y un ingredientes y variaciones según lo que haya en la nevera.
- Si seguís este al pie de la letra (más o menos) veréis que tiene algo más de gracia que si sólo os quedáis en cebolla + champis + huevo.
- La pechuga de pavo natural no es el típico fiambre de pavo, pero está también en charcutería.

2 comentarios:

  1. Que ricos los revueltitos! Yo de este finde-puente con San Juan de por medio no me quiero ni acordar. Toda mi familia materna con mal de estómago (yo incluída) y aún no hemos descubierto que nos sentó mal... Joooooo :(

    ResponderEliminar
  2. Si que tiene pinta de no ser un revuelto cualquiera ;) Tiene un una pinta genial. Lo bueno de los revueltos es que puedes innovar y poner y quitar ingredientes. Lo probaremos!! un beso!!!

    ResponderEliminar