30 de mayo de 2013

pastel de carne

pastel de carne

Recientemente y gracias a Mercado Calabajío he descubierto que el pastel de carne que se come en mi casa de siempre, es una receta típicamente inglesa.
De la gastronomía tradicional británica que desconocemos (meeeeec... error a subsanar) y que está llena de sopresas.
De Humpty Dumpty y Jack and Jill.
E iba a comenzar un speech que ni Hugh Grant en Love Actually cuando dice aquello de Harry Potter y Beckham.
Y entonces me he acordado de uno de los mejores bailes de la historia.


Para después de comer el cottage pie.

Ingredientes. (3 personas)

· 400 g de carne picada.
· Un puerro grande.
· Una zanahorias.
· 4 ó 5 champiñones.
· Un trocito de jengibre.
· Salsa Worcestershire.

· 4 patatas grandes.
· Un huevo (opcional).
· Mantequilla.
· Queso rallado (en mi caso San Simón ahumado).
· Leche entera.
· Sal.
· Pimienta negra.
· Aceite de oliva virgen extra.

Preparación.

1. Pelamos las patatas y las ponemos a cocer en abundante agua hirviendo con sal durante aproximadamente 20-25 minutos o hasta que estén cocidas.


2. Lavamos muy bien el puerro para que no quede tierra en su interior y picamos en trozos muy pequeños. Procedemos de igual forma con la zanahoria y los champiñones.

3. En una sartén amplia echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra. Comenzamos a pochar el puerro y la zanahoria. Añadimos una cucharadita  de jengibre rallado. Cuando comience a coger color el sofrito añadimos los champiñones.

4. Salpimentamos bien la carne y la añadimos a la sartén. Subimos el fuego para dorarla con las verduras. Incorporamos unas 3-4 cucharadas de salsa worcestershire. Reservamos.

5. Pasamos las patatas por el pasapurés, incorporamos un par de cucharadas de mantequilla, el huevo, y un poco de queso rallado. Si vemos que queda muy denso, añadimos leche hasta conseguir la textura deseada.


6. Comenzamos ahora con el montaje. En un recipiente para horno disponemos la carne picada, luego una buena capa de puré de patatas y finalmente espolvoreamos con abundante queso rallado.

7. Horneamos durante 15-20 minutos a unos 180 ºC finalizando con un golpe de grill hasta que se dore la superficie.

Notas y recomendaciones.


- Se puede poner abajo una capa de tomates en rodajas gruesas que asaremos ligeramente.
- Se puede cambiar el jengibre y la salsa Worcestershire por otras especias o sazones.
- La carne después de haberla sofrito se puede reducir con vino o caldo.
- En este caso rellené la fuente que veis en la foto y dos moldes redondos pequeños desmontables. Os recomiendo probar en un molde desmontable grande para una bonita presentación.

- El huevo que se echa al puré es opcional. Normalmente se echan las yemas para que coja color, pero yo no tenía nada que hacer con una sola clara y por eso lo puse entero.


pastel de carne

25 de mayo de 2013

tostadas francesas

tostadas francesas

Son primas hermanas de las torrijas, pero como buenas francesas, van de "elegantes" con su mantequilla y sus aires de haber nacido en una acogedora pastelería de la rue Rivoli. En esta ocasión sucumbo a la beurre, a París y a la vie en rose y dejo apartado nuestro pan frito en aceite que nunca me ha llamado demasiado.

Por ellas merece la pena madrugar un sábado y darse un buen festín en el desayuno. O un lunes, o cuando tengáis tiempo para dedicarle a la mejor comida del día. El colacao con galletas rutinario aburre, el café me deprime, y si alterno esto con boles de yogur, cereales y fruta o pan con tomate no me sentiré culpable.

Mais non, je ne regrette rien...

Ingredientes.


· 8 rebanadas de pan del día anterior (yo he usado uno de molde casero, pero vale de barra).
· 250 mL de leche.
· Cáscara de media naranja.
· Cáscara de medio limón.
· Unas gotas de esencia de vainilla.
· Un huevo.
· Mantequilla.
·.400 g de fresas.
· Azúcar.
· Mermelada de frambuesa.

Preparación.

1. En un cazo, llevamos la leche a ebullición. Cuando hierva, apagamos y añadimos las cáscaras de limón y naranja, dos cucharadas de azúcar y esencia de vainilla. Tapamos y dejamos infusionar unos 15 minutos o hasta que la leche esté templada/fría. Colamos la leche.

2. Mientras lavamos y picamos las fresas. Espolvoreamos con azúcar y un par de cucharadas de agua (o zumo) para que maceren.

3. Batimos un huevo y lo incorporamos a la leche.

4. Bañamos cada rebanada de pan en leche y escurrimos bien.

5. Calentamos en una sartén amplia una nuez (una gran nuez) de mantequilla y vamos haciendo las tostadas hasta que estén doradas por ambos lados, unos cinco minutos.

6. Servimos las tostadas con las fresas y mermelada de frambuesa.

Recomendaciones.

- A la mermelada de frambuesa le podemos añadir un poco de agua y calentarla para que esté algo más líquida y manejable.
- Os dejo aquí más propuestas de aromatización y acompañamiento de tostadas francesas. Un ejemplo de No más tuppers de mamá y otro de El comidista. Ellos añaden té, mantequilla de cacahuetes, comino, etc.

20 de mayo de 2013

bizcocho de primavera

bizcocho de primavera

El mes de mayo es complicado recetear. Por eso me dedico a retar a visitantes y meterme en camisas de once varas. Jaja. Es lo que hay. Vivo al límite ;)

En esta historia del bizcocho de primavera entonces he conseguido liar a más gente. A la familia Tartufo (al completo, ¡espero!) del blog Las recetas de la familia Tartufo. A raíz de haber titulado a dos de nuestras recetas menestra de primavera y tortilla de primavera respectivamente, la Sra.Tartufo sugirió que la próxima receta había de ser un bizcocho. Les propuse un reto, y aceptaron. Ahora tenéis a vuestra disposición dos opciones para desayunar o merendar (o picar entre horas) bien ricas con fruta de temporada.

Las condiciones del reto eran:

- Inspiración completamente libre.
- Dos ingredientes de temporada.
- Dos semanas para preparar y publicar (ejem).

En mi caso me decanté por fresas y nísperos. Además tenía muchas ganas de hacer algo con flores y justo el día que me iba a poner manos a la obra, encontré en un puesto de una feria de comercio justo un gran cesto lleno de capuchinas. Era una señal y me compré un par de docenas de estas lindas y coloridas flores. Tengo que señalar que normalmente se utilizan crudas en ensaladas o como decoración, pero yo decidí hacer un jarabe para poder incorporarlo al bizcocho.

El jarabe quedó de un color morado muy oscuro y las fresas le dieron al bizcocho una tonalidad marrón azulado. De esto sacamos dos conclusiones. Una, no es el bizcocho más favorecedor para ser fotografiado al corte (por eso os he puesto la foto colorida del bodegón de ingredientes, para quedarme más tranquila). Dos, nunca os fíeis de algo que sea color rosa y diga sabor a fresa (y haya sido horneado). Será de todo, menos fresa.


Y sin más, os dejo mi versión de este invento. No os olvidéis de visitar la otra propuesta de la Familia Tartufo que me ha sorprendido muy gratamente con un original bizcocho de calabacín y mermelada de zanahoria que probaré seguro.

Ingredientes.

· 6 huevos.
· 300 g de azúcar.
· 350-400 g de harina tamizada (repartidos en dos "lotes").
· 120 g de aceite de oliva.
· 2 yogures naturales.
· 2 sobres de levadura.
· Un pellizco de sal.
· 125 g de fresas batidas.
· 125 g de nísperos batidos.
· Una cucharada de almíbar de capuchinas.

Para el almíbar de capuchinas

· 50 g de capuchinas (unas dos docenas).
· 200 g de agua.
· 150-200 g de azúcar.

Preparación.

Para el almíbar de capuchinas.


1. Ponemos a hervir 200 g de agua. Infusionamos unos 50 g de flores en ese agua caliente durante un par de horas.
2. En un cazo calentamos a fuego suave el agua infusionada con 150-200 g de azúcar hasta conseguir que espese (unos 25-30 minutos).

Para el bizcocho.

1. Batimos los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos con la batidora de varillas. Añadimos el aceite y continuamos batiendo durante otro minuto. Incorporamos los yogures y batimos un par de minutos más.

2. Repartimos esta masa en dos boles. En uno agregamos el puré de fresas y una cucharada de almíbar de capuchinas y en el otro el puré de nísperos.

3. En cada bol incorporamos en dos tiempos un "lote" (175-200 g) de harina, un sobre de levadura y una pizca de sal. Removemos suavemente con las varillas hasta que no queden grumos.

4. Precalentamos el horno a 160ºC. Engrasamos el molde donde vayamos a hornear el bizcocho. Vamos alternando capas de masa de fresa y masa de níspero.

5. Horneamos el bizcocho durante 50-60 minutos o hasta que pinchemos y el palillo salga limpio.

6. Dejamos enfirar sobre una rejilla y consumimos.

Recomendaciones.


- Es un bizcocho que tira a pudin, pero es muy jugoso y sabe mucho a fruta.
- Se pueden cambiar los purés de fruta por otras que estén de temporada.
- Se puede espolvorear con azúcar glas.
- Lo de las flores es completamente prescindible, de hecho, de tenerlas, yo no las usaría ahora para esto.







4 de mayo de 2013

ensalada de patata y guisantes

ensalada de patata y guisantes
  
Después de varios días seguidos en los que por circunstancias he comido carne (y platos bien ricos) he llegado a la conclusión de que realmente mi tendencia es a comer más bien poca. No sé si consciente o inconscientemente se queda en una vez (a veces ninguna) a la semana. Entonces después de este atiborramiento ocasional... me busqué un par de platos más verduriles para reestablecer el equilibrio.

Soy una auténtica fans de las ensaladas de patata. Es uno de mis platos estrella de comida de batalla. Aunque en el blog normalmente mis platos son para 2 ó 3 personas tengo una cara oculta que sale a relucir en verano y que tiene la costumbre de guisar para 12-15... ¡20! comensales de buen saque. Es en esos momentos cuando sí que creo que esto del yantar no se me da mal del todo ;)

En esta ocasión, y como el número de personajes a comer lo permite, he optado por utilizar patatas nuevas, guisantes de Betanzos ("arroz con chíiiiiiiicharos, pataaacas noooovas") y espárragos de Navarra, estos últimos algo caros, por eso sólo me traje dos. Como me parecía tan cutre esto de poner sólo dos espárragos os dejo que compréis cuatro, jaja.

Sólo os pido una cosa, las ensaldas de patata nunca frías, por favor. Tibias son amor.

La inspiración ha salido de estas dos recetas de los blogs Lola en la cocina y A ver que cocinamos hoy. No os vayáis sin echarles un ojo.


Ingredientes.

· 2 patatas grandes.
· 2-4 espárragos blancos.
· 400 g de guisantes frescos (el peso es con vaina).
· 2 huevos.
· 1 cebolleta o cebolla tierna.
· Hojas de albahaca.
· Hojas de perejil.

· Un puñado de piñones.
· Queso parmesano.
· Aceite de oliva virgen extra.
· 1 limón.
· Sal y azúcar.

Preparación.

1. Cocemos las patatas (con piel o sin piel) hasta que estén tiernas. Se puede hacer en olla normal o a presión. 

2. Cortamos la base (unos 2 ó 3 cm) de los espárragos. Los pelamos con un pelapatatas excepto la parte de la cabeza que no se debe tocar. Se disponen sobre una cazuela con agua para cubrirlos, un pellizco de azúcar y un poco de sal. Según lo tiernos que sean deberán hervir entre 20 y 40 minutos. Cuando los pinchemos y estén tiernos, escurrimos y reservamos.

3. Cocemos los huevos durante 8-10 minutos según lo entera que os guste la yema. Reservamos. Sacamos los guisantes de las vainas y también hervimos durante 5 minutos.

4. Pelamos y picamos la cebolleta en trozos pequeños. La dejamos macerar un rato con el zumo de limón para que pierda algo de fuerza.

5. Preparamos ahora el pesto. Trituramos en una picadora la albahaca, el perejil, los piñones, el queso parmesano, y unas tiras de la parte amarilla del limón. Agregamos aceite de oliva virgen extra y mezclamos bien.

6. Montamos el plato colocando los ingredientes y salando en su justa medida. Ponemos las patatas de base, luego los espárragos (troceados o sin trocear, al gusto), los huevos cortados en octavos, los guisantes, la cebolleta picada y finalmente aliñamos con el pesto.

Recomendaciones.


- Sé que es una lata esto de cocer todo por separado, es por dejar cada cosa en su punto, pero en una versión rápida, se superponen cocciones y ya está.
- Es un plato para disfrutar los espárragos y los guisantes así que intentad que sean frescos.
- Se le puede añadir un diente de ajo al pesto y triturarlo con el resto de ingredientes.
- Lola utiliza huevos de codorniz y la verdad que quedan muy xeitosos.


ensalada de patata y guisantes