28 de abril de 2013

galletas de avellana y chocolate


Llevaba esta semana con ganas de hacer galletas. Mi primera prueba fue un intento fallido de  combinación 'exótica', de estas que mezclan chocolate con especias y otras cosas peculiares. No salió y lo volveré a intentar porque me llama mucho la atención. Lo que pasa es que en el momento, decidí cambiar de tercio. Busqué preparar unas pastas dignas de un té con la gran Aunt Violet de Downton Abbey. Y entre Marquesas de Paraberes y Picadillos y un compendio de recetas en internet me decidí por una combinación atemporal de chocolate, mantequilla y avellanas.

Como dato os diré que llevar las avellanas justas de un postre en el bolsillo del abrigo al salir de la piscina es garantía de tener que volver a la tienda a por más ;)
 

Ingredientes. (unas 26-28 galletas)

· 200 g de harina de repostería.
· 100 g de azúcar glas.
· 50 g de avellana tostada molida.
· 50 g de almendra molida.
· 100 g de mantequilla a temperatura ambiente.
· 50 g de manteca de vaca cocida derretida.
· Trocitos de chocolate.

Para la cobertura.
· Chocolate para fundir (100 g)
· Avellanas tostadas (100 g)

Preparación.

1. En un bol mezclamos todos los ingredientes con paciencia hasta que se consiga una masa compacta. Igual nos lleva 5 o 10 minutos hasta que la mantequilla y la manteca se vayan integrando y permitan que la masa adquiera trabajabilidad. Cuando podamos hacer una pelota (textura plastilina) la envolvemos en papel film y la llevamos al frigo durante media hora.

2. Sacamos la masa del frigorífico y la extendemos con ayuda de un rodillo entre dos trozos de papel film. La extendemos hasta que tenga medio cm d espesor y con ayuda de un cortapastas vamos haciendo las galletas. Tenéis que poner mucho mimo y paciencia porque la masa cuartea mucho y hay que ir recomponiendo trocitos, y volviendo a estirar. Pero es un trabajo agradecido.

3. Vamos colocando las galletas en la bandeja del horno sobre un papel vegetal. Cuando tengamos la primera tanda (unas 12-14 galletas) introducimos la bandeja en la nevera durante 15 minutos, o en el congelador durante 5 minutos si os cabe. Esto se hace para que las galletas no pierdan su forma al hornear.
 

4. Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos las galletas durante 12 o 15 minutos hasta que estén doradas. Retiramos del horno y dejamos enfriar.

5. Repetimos con la segunda tanda.

6. Preparamos la cobertura derritiendo el chocolate en el micro (vigilando de 30 en 30 segundos para que no se queme) y mezclándolo con las avellanas troceadas a cuchillo. Untamos esta mezcla sobre las galletas frías (y no relamemos el cuchillo) y dejamos enfriar en la nevera hasta que el chocolate solidifique de nuevo.

Recomendaciones.


- Las que no se vayan a cubrir de chocolate se pueden pincelar de huevo (yo no lo hice) para que queden más doradas.
- Si no encontráis la manteca, poned 150 g de mantequilla. Aquí es fácil encontrar la manteca cocida y tengo muchas veces en la nevera. 

7 comentarios:

  1. No sé por qué no has hecho más. De las 26-28 galletas sólo he visto dos y me las he comido. Por lo tanto ¡Ya se han acabado! ¿acaso será por perder 7 quesitos a 0 en el "triviados"?
    (aprovechando que ella estaba atareada con la comida yo jugaba con su móvil y con el mío, tras media hora..., conseguí por fin barrerla del mapa, jajaja)

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta la mezcla - invento de galletas que te has currado. Avellanas + chocolate = perdición total absoluta para mi, así me gustan los Ferrero Rocher que si me los ponen delante es un no parar. Yo quiero galletas de estas!!!! Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en helado... esa combinación es un pecado. Reservada para días de gran bajón, jaja.

      Eliminar
  3. Chocolate y especias, ¡eso no puede salir mal! ¿O sí? ¡¡Sigue probando!! :P

    Pero mientras, estas no pintan nada mal, tienen, me chiflan las galletas de mantequilla, que no llevan huevo, y quedan crujientitas y frágiles, taaaaaaaaaaaaan buenas!!

    PD: Sí, es mal negocio comprar esas cosas justas, es como cuando vas a hacer algo con Maltesers, ¡¡que sean dos bolsas!!
    PPD: O como cocinar con alcohol, sirve el doble de lo que vayas a usar.
    PPPD: La del alcohol es broma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden salir mal! Jaja. No fue un problema de sabores si no más bien de texturas. Pero volverá a probar, of course.

      PD. Ayyyy, que ricos los maltesers ! tengo que hacer algo con ellos, necesito una excusa. Y bueno, igual lo del alcohol no es tanta broma.. que yo no te digo que sea con todos, pero , ejem ,ejem

      Eliminar
  4. Necesitamos una nueva remesa....pero por nuestro propio bien, hacer poquitas.

    ResponderEliminar