3 de febrero de 2013

patatas con leche


Esta es una entrada especial porque para mi gran familia esta es una receta especial. Y este finde me estoy acordando de todos vosotros. No conozco ninguna otra casa dónde se haga, a no ser aquellas que hemos ido conquistando, jaja, y sin embargo para nosotros es absolutamente común, pues llevamos acostumbrados a ella desde pequeños. Todos los nietos se la hemos pedido a mi abuela una y otra vez. Tampoco es que sea un invento completamente novedoso, no deja de ser una combinación de este tubérculo con un lácteo, como sucede en el puré de patatas o las patatas al gratén. Simplemente, cambia un poco el procedimiento aunque no puede ser más sencillo.

Gusta a niños y mayores y es un acompañamiento perfecto para unos filetes empanados o sencillamente un estupendo primer plato.

Era una idea que b dejó en el apartado sugerencias, así que hoy, te la traigo ;)

Ingredientes.

· Patatas (1 patata por comensal si son medianas).
· Aceite de oliva.
· Sal.
· Leche.
· Un poquito de pimienta negra o nuez moscada.

Preparación.

1. Se pelan las patatas. Se cortan en rodajas finas como para tortilla y se salan.

2. Se fríen las patatas en abundante aceite de oliva caliente. Procurad que al darles la vuelta no se rompan ni se amontonen. Es importante que no queden demasiado fritas, pero que cojan un "amarillo" bonito.

3. Se escurren muy bien las patatas y se pasan, preferiblemente, a una cazuela de barro o una olla baja.

4. Se cubren con leche y se deja que hierva todo en conjunto 3 ó 4 minutos.

5. Se puede añadir una pizca de pimienta negra o nuez moscada.

Recomendaciones.

- Es un plato muy agradecido para dejar hecho previamente. Antes de servirlo se le da un hervor de nuevo y si las patatas han absorbido mucha leche, añadimos más. 

13 comentarios:

  1. Me vuelve loca esta receta,
    yo la suelo hacer con nata al horno con la patata cocida (de gordos!) la probaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el horno también queda de vicio. Esta tiene otro toque, espero que la pruebes y te guste !

      Eliminar
  2. ¿Qué te voy a decir? Siempre nos ha causado sorpresa que la gente no conociera este plato, y más aun que pusiera cara rara al comentárselo. Dicen "¿¿Patatas con leche??" como si estuvieras mencionando algo rarísimo y muchas veces no se atreven ni a probarlo.
    Pero si presentas el plato y dices cualquier cosa, por ejemplo "son pommes de terre à la crème" entonces las prueban y dicen que están muy ricas, en ese momento les dices que son patatas fritas con leche y se sorprenden de otra manera y añaden, "pues voy a hacerlas un día".
    El único pero, que no es un pero, es que una patata mediana por persona me parece poco. Claro que como yo siempre hago de más para por la noche tomar las que sobren con un huevo frito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya! Una patata grande es mucho mejor. Lo voy a cambiar ahora en los ingredientes, jeje.

      Eliminar
  3. A los niños les gusta mucho, pero a algunos les pasa como a algunos adultos... Nunca digas que son patatas con leche antes de ofrecérselas o no querrán probarlas.
    Una vez que conozcan el plato lo pedirán ellos (siempre fue el favorito de una que yo me sé)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Tanto con lo que dices tú del nombre como lo que dice mi pa un par de comentarios más arriba, estoy pensando si la gente no se animará a hacedlas...

      Los que no las conozcáis, animaros! Todo el mundo cae rendido (99% de casos)

      Eliminar
  4. Joooo! Con lo que me gusta a mi una papa de cualquier manera!! Así tienen una pinta estupenda. Cuando pueda lo haré en casa pero tendrá que ser para el bebé y para mi porque el señor Tartufo no es demasiado papero y seguro que se le quedaría cara de pocker con esta receta. Enhorabuena a tu familia por semejante invento. Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi segurísima de que al bebé le van a encantar. No falla ! Y al sr. Tartufo... le dejaría probar sin saber lo que es. ¡Espero que os gusten!

      Eliminar
  5. Lo cierto es que la foto, mejora el concepto en sí mismo.

    Y si anadíesemos una cucharadita de colacao? jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti que te pilla cerca, dale una colleja de mi parte

      Eliminar
  6. Guau, esta sencilla tiene una relación sencillez-ricor difícil de superar...lo de las pommes de tèrre à la crème me ha parecido tan bueno, jajaja. Lucía eres una crack!

    ResponderEliminar