22 de febrero de 2013

mousse rápida de chocolate


Título de la foto: Mousse de chocolate ligera hasta que le echas montones de nata sobre rollo de cable de Fenosa en medio del pasillo. ¿Acaso puede haber una combinación mejor? Jaja.

Os cuento la historia... Era posible que vinieran Cris y Fico a cenar y a traer este objeto peculiar. Por si acaso había que tener un postre preparado. Un postre que fuera rápido, fácil y que en el caso de que no vinieran no pasara demasiado por comerse más cantidad de la que inicialmente me correspondería.

Esta mousse responde a todos esos requisitos. Se hace en 10 minutos (más el tiempo de refrigeración, ¡ojo!), apenas lleva azúcar y apaña bastante. Luego es cierto que monté nata pero cuando ya sabía que tendría adeptos. Personalmente me quedo con la mousse sin más. Está sacada de aquí, Directo al Paladar.

Ingredientes. (4 raciones)

· 90 g de chocolate negro.
· 35 g de agua.
· 1 cucharada de ron o algún licor que os guste.
· Un sobre de azúcar avainillado (7,5 g).
· 3 huevos.

Preparación.

1. Fundimos el chocolate con el agua al baño maría hasta que quede una crema homogénea. Añadimos el licor. Removemos.

2. Separamos las yemas de las claras.

3. Batimos las yemas con el azúcar avanilliado y agregamos al chocolate fundido.

4. Montamos muy firmes las claras a punto de nieve.

5. Incorporamos un par de cucharadas de claras montadas a la mezcla del chocolate y removemos suavemente.

6. Ahora pasamos la mezcla del chocolate al bol con el resto de las claras y con movimientos envolventes acabamos de mezclar.

7. Servimos en los recipientes y dejamos refrigerar mínimo 4 horas.

Recomendaciones.

- Se puede acompañar de nata montada, fresas, plátano, azúcar glas.
- Usar un buen chocolate, porque a fin de cuentas no lleva nada más. Además podéis escoger el porcentaje de cacao que queráis para adaptarlo a vuestros gustos.
- Os dejo también unos consejos para montar claras a punto de nieve, porque en eso está el secreto de mantener la textura de mousse, en conseguir un punto muy firme. Yo podía haberlo hecho mejor... en mi defensa, que los huevos eran muy frescos (gracias a Elena y Eli!) y estaban muy fríos.
- Por petición popular iré trayendo alguna receta más de mousse un pelín más elaborada para esta primavera ;)

5 comentarios:

  1. Qué buen postre! sencillo pero riquísimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Es facilón y rápido, y está bien bueno.

      Eliminar
  2. Se puede decir que esta la primera receta que aprendí a hacer. Mi padre nos la enseñó a mi hermana y a mi de pequeñas. Y cada vez que la hacíamos en cada (un domingo al mes o así) era fiesta. Realizábamos un ritual espectacular: cuando mi padre terminaba de montar las claras a punto de nieve y las mezclábamos con el chocolate, los tres al unísono teníamos que decir "ooohhhh creeemaaaa" jajajaja, mientras mi madre se partía de risa!! Corría la leyenda de que si no hacíamos dicho ritual, la mus se cortaba misteriosamente durante su reposo. Nunca pudimos comprobarlo... Besitos :) Y gracias por tan buenos recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué bueno ! Recetas con recuerdos. Gran combinación. Ooooooooh, creeeeeemaaaaa. Seguro que si lo hacéis ahora no vais a poder evitar el comentario tampoco :)

      Eliminar
    2. Jejejeje, eso forma ya forma parte de la tradición familiar que Lucia pasarás a mis nietos y así sucesivamente jajajaja.

      Eliminar