28 de abril de 2012

empanadillas de queso y cebolla

Más allá de compartir recetas y alguna experiencia propia poco os puedo enseñar de cocinar. Pero hay una cosa que sí que tengo clara. No se debe cocinar con prisa. Las cosas no suelen salir bien. Una cosa es que tengas poco tiempo, y adecúes lo que vas a hacer a ese rato. Se pueden cocinar cosas ricas y estupendas en 10 minutos, pero algo que implique tres cuartos de hora no debe hacerse en menos.

Todo esto lo digo porque estas empanadillas quedan muy bien, y sin embargo en esta ocasión, por apurarme, no tuve los resultados que hubiera querido. Aún así, y como la receta está comprobada y la foto no quedó del todo borrosa... aquí está. La podéis encontrar también (como muchas otras cosas interesantes) en Lazy Blog.

Ingredientes.

· Obleas para empanadillas.
· 2 ó 3 cebollas.
· Queso de cabra en rulo.
· Un huevo batido con un poco de leche.
· Semillas de sésamo o alguna hierba seca para adornar.
· Un buen chorro de aceite de oliva.

Preparación.

1. Hay que caramelizar la cebolla. Para ello picarla finamente y ponerla a freir en aceite de oliva con el fuego muy suave durante mínimo media hora. Poco a poco irá cogiendo el color tostado característico. Cuando esté caramelizada, reservamos y dejamos enfriar.

2. Ponemos una cucharadita de cebolla en cada oblea. Añadimos queso de cabra desmigado. Es mejor no rellenarlas demasiado para que después se cierren bien.

3. Cerramos las empanadillas. En este caso en forma de triángulos.

4. Colocamos las empanadillas en la bandeja cubierta con papel de horno. Pintamos con huevo batido. Espolvorear con semillas de sésamo.

5. Precalentamos el horno a 200º. Introducimos las empanadillas hasta que adquieran un color dorado. Sobre 5 ó 7 minutos.

Recomendaciones.

- Cuando la masa de las empanadillas esté algo reseca y no se peguen bien los bordes y tengáis problemas para cerrarlas, impregnarlas con un poquito de agua.
- No hace falta añadirle azúcar a la cebolla caramelizada porque la propia cebolla suelta el que tiene debido a las reacciones de Maillard (una que sabe mucho, xD). En el mismo blog de Pakus, Lazy blog, existe un post estupendo sobre este proceso. Yo a veces sí le añado azúcar para acelerar el proceso. Queda dulce sin esperar tanto.
- Probar con esta forma, quedan muy bonitas y las podéis rellenar de lo que queráis. ¡Quiero fotos! 
- El superfondo es mi mesa nueva. Thanks again!

Fotos de lectores.














b nos manda empanadillas doraditas porque al contrario que mi foto, las suyas si están pinceladas con huevo (así veis la diferencia, jeje, yo no tenía huevos el día de la foto). También envía un paso a paso, pero tendréis que esperar a que tenga programa para montarlo ;)

8 comentarios:

  1. Muy bien te han quedado si señor. Gracias por citar la fuente, y a tu disposición para lo que quieras. Animo con el blog!!

    Saludos de Pakus, desde Lazy Blog

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡esta no me la pierdo!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bien pero aun mejorable. El queso de Roncal que usé no es el mejor para esto porque se queda un poco seco y duro.
    La cebolla la hice bien bien, con calma, mucha calma, mucho tiempo, bien... bien... y me pasé.
    Hay que sacarla un poco antes porque luego viene el horno.
    Pero vamos, que todo esto es por sacar pegas, que estaban cojonudas.

    ResponderEliminar