28 de marzo de 2012

ensalada de primavera

ensalada de primaveraDespués de un parón momentáneo y por causas totalmente justificadas (jojo), de nuevo por aquí. En mi periplo parisino he probado los famosos macarons, quiche, croque monsieur, tarta tatin... Y no, no se me han olvidado los croissants de beurre, es que no los he catado. A mi no hay quien me entienda.También he visitado algún mercado. Me dieron mucha envidia los manojos de todo tipo de hierbas frescas (romero, albahaca, perejil, cilantro, tomillo, etc.) que se vendían. Había puestos sólo de manojos de hierbas, pero no tengo fotos.

Esta receta era para haberla publicado antes de irme, con la llegada de la primavera (o verano, según se mire). Se me hace algo raro subir recetas de ensaladas porque creo que en ese campo casi cualquier mezcla vale, pero como quedó muy buena y colorida la comparto, quizás haya algún ingrediente que no se os haya ocurrido mezclar.

Pronto me pondré con los "deberes".

Ingredientes.

· 1 bolsa de canónigos.
· 1 par de tomates raf.
· Queso manchego.
· Ventresca de bonito.
· 1 naranja.
· 1 ó 2 champiñones.
· 1 remolacha.
· Sal.
· Tomillo.
· Zumo de limón.
· Aceite de oliva virgen extra.

Preparación.

1. Lavar y escurrir los canónigos. Lavar los tomates y cortarlos en cuadraditos. Lo mismo con el champiñón. Pelar la naranja (lo blanco también) y cortarla en láminas. Trocear la remolacha y los champiñones en cuadraditos.

2. Colocarlo todo en una fuente por "capas", añadir la ventresca de bonito escurrida y los taquitos de queso.

3. Aliñar con sal y tomillo. Rociar con el zumo del limón y finalmente un buen chorro de aceite de oliva (del güeno).

Recomendaciones.

- Como digo arriba, todas las variaciones son bienvenidas.
- Y que el tomate NO esté recién sacado de la nevera. En general todo sabe mucho mejor si está del tiempo, pero con los tomates soy especialmente maniática.

18 de marzo de 2012

huevos al horno

huevos al hornoLa receta de hoy es una versión de la acquacotta del libro de webosfritos. Al ser una versión de la versión de la acquacotta, no merece tal nombre. Este plato originalmente consiste en una "sopa seca" de verduras que va al horno y es típica de la cocina italiana.
Esta versión ya no es para comer con cuchara, pero mantiene algo el espíritu y es una forma distinta de comer huevos que yo no había probado nunca.

Ingredientes.

· 400 g de setas (yo he usado la que normalmente se encuentra en el super, pleorotus ostreatus y champiñones).
· 3 tomates maduros.
· Un diente de ajo.
· 4 huevos.
· Una cuña de queso manchego.
· Pan.
· Aceite.
· Sal, azúcar y unos granos de pimienta.
· 1 vasito de agua.

Preparación.

1. Limpiamos y troceamos las setas. Pelamos un diente de ajo y lo echamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite. Cuando esté un poco dorado añadimos las setas y freímos a fuego medio.

2. Lavamos, pelamos y troceamos los tomates. Cuando las setas estén hechas incorporamos el tomate. En este momento añadí la sal, el azúcar (un pellizquito) y unos granos de pimienta.
Dejamos que se sofría un par de minutos. Añadimos el agua y hervimos a fuego suave durante 15 minutos más.

3. Pasamos el contenido de la sartén a una fuente para horno. Si ya lo hacéis desde el principio en una cacerola apta (tipo "paellera" o cacharro de barro) ya no tendréis que hacer el cambio.

4. Rallamos el queso y cortamos el pan en rebanadas. Tostamos ligeramente estas rebanadas. Precalentamos el horno a 180º.

5. Añadimos los huevos a la fuente con las setas y el tomate. Como si fuera un huevo frito, se cascan y se depositan encima. Colocamos las rebanadas de pan con el queso por encima en el hueco que quede entre los huevos.

6. Metemos en el horno hasta que los huevos estén listos durante 5 o 10 minutos. El tiempo es aproximado según nos gusten de hechos los huevos.

Recomendaciones.

- Si queréis el plato más tipo sopa, sólo tenéis que añadir más agua.
- Hay que aprender a cogerle el punto a la cocción de los huevos, para mi gusto, yema líquida y clara cuajada. En este caso se me pasaron... los tuve demasiado tiempo.
- Si veis que el pan se tuesta demasiado, se puede tapar con un papel de aluminio mientras acaba la cocción de los huevos.
huevos al horno

11 de marzo de 2012

merluza en salsa roja

merluza en salsa rojaOtro "nombre" inventado para un plato que investigué este verano con Marga. Ha sido su cumpleaños el viernes y sé que me lee cuando tiene tiempo. Así que aprovecho para felicitarla por segunda vez :)
No me acuerdo de dónde había salido la receta, pero sé que nos había gustado mucho. Curioso ese día veraniego madrileño.

Tengo poco tiempo y mucho que hacer, así que a mi pesar, hoy no hay más introducción.

Ingredientes.

· Una merluza en rodajas (en esta ocasión "de pincho").
· 1 cebolleta.
· 3 tomates maduros.
· Un vasito de vino blanco (¡Albariño!).
· Un vasito de nata.
· Un vasito de leche.
· Una guindilla.
· Finas hierbas (eneldo, tomillo, albahaca...).
· Aceite de oliva.
· Sal y azúcar.

Preparación.

1. Troceamos la cebolleta en juliana. Echamos 3 cucharadas de aceite en una cazuela y pochamos la cebolleta con la guindilla.

2. Pelamos los tomates y cortamos en trocitos. Cuando la cebolleta esté dorada añadimos el tomate. Ponemos un pellizco de azúcar para rectificar la acidez. Dejamos de 5 a 10 minutos a fuego suave.

3. Retiramos la guindilla. Incorporamos el vasito de vino. Dejamos hervir 2 ó 3 minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos ahora los vasitos de leche y nata. Ponemos la sal y las hierbas y removemos para mezclar todo bien.

4. Colocamos las rodajas de merluza y dejamos cocer 2 ó 3 minutos por cada lado.

Recomendaciones.

- Se puede cambiar la cebolla por cebolleta. Si tenéis finas hierbas frescas casi mejor que secas.
- En mi foto ya veis que para acompañar he usado un arroz blanco.
- Cada vez estoy más convencida de cocinar con los vinos que después vas a comer, pero no siempre se puede...
- Si queréis rebozar y freir primero la merluza también queda bien. De hecho creo recordar que la receta original era así.


Fotos de lectores.
 
merluza en salsa roja
Elena da el visto bueno a la merluza en salsa roja.

7 de marzo de 2012

tarta de queso y chocolate

tarta de queso y chocolateCon esta tarta he quedado bien, muy bien (aplauso del público incluido). Hay que aprovechar ocasiones (fiestas, cumples) para poder ir avanzando en el mundo "tartero" porque si me comiese todas mis ideas tendría serios problemas. Vamos allá que la explicación es larga.

Ah, y una presentación (y receta) tan original sólo podía estar sacada del blog La receta de la felicidad.

Ingredientes.

Para la base.
· 350 g de galletas de chocolate.
· 50 g de azúcar.
· 170 g de mantequilla.
· Una pizca de sal.
 
Para el ganaché de chocolate.
· 120 mL de nata para montar.
· 120 g de chocolate para fundir.
 
Para el relleno.
· 600 g de queso crema (tipo Philadelphia).
· 200 g de azúcar.
· 250 mL de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa).

Preparación.

1. Comenzamos preparando un molde desmoldable. Engrasamos ligeramente.

2. Trituramos las galletas. Yo me ayudé con la picadora de la batidora. También se pueden meter en una bolsa de plástico y golpear con el rodillo hasta que queden como polvo fino.

3. Mezclamos el polvo de galletas con el azúcar, la sal y la mantequilla fundida hasta obtener una masa homogénea.

4. Vamos "forrando" el molde con la pasta de galletas. Hay que hacerlo por la base y los laterales presionando bien. Metemos en el frigorífico mientras continuamos con la preparación de la tarta.

5. Comenzamos con el ganaché de chocolate. Para ello ponemos en un cazo los 120 mL de nata, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos y removemos hasta obtener una crema.

6. Reservamos 4 cucharadas de la salsa de chocolate y el resto lo vertemos sobre la base de galletas.

7. Preparamos el relleno de queso. Batimos a velocidad media el queso crema con una batidora de varillas durante 3 ó 4 minutos hasta que quede esponjoso. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo.

8. Montamos la nata con el batidor de varillas a máxima velocidad. Para ello es importante que tanto la nata como el recipiente estén muy fríos.

9. Mezclamos la nata con el queso con movimientos envolventes para que no se "bajen".

10. Vertemos la crema de queso sobre la base de galletas. Alisamos la superficie.

11. Decoramos con la crema de chocolate sobrante.

12. Para "decorar" con la flor/estrella/tela de araña proceder de la siguiente manera. Con un biberón de cocina dibujamos una espiral de dentro a fuera. Ahora cogemos un palillo y trazamos un radio del centro al exterior, limpiamos el palillo para que no queden restos y trazamos el siguiente radio del exterior al centro. Así sucesivamente.

13. Guardamos en el frigorífico y consumimos de un día para otro.

Recomendaciones.

· He hecho dos veces esta tarta así que no tengo demasiadas. Es muy contundente pero muy rica. De la versión grande salieron raciones para unos cuantos (12 ó 15). Luego probé con los moldes pequeñitos y salieron unas tartitas muy monas.
· La base de galleta me ha quedado algo dura en ambas ocasiones, creo que es cuestión de presionar menos, al menos por el fondo.
· Es importante que esté de un día para otro en el frigorífico para que al cortarla no se desmorone.
· En la próxima ocasión cambiaré el queso tipo philadelphia por mascarpone.
· No dejéis que se enfríe demasiado el chocolate de la decoración o el dibujo no os quedará tan limpio. En la tarta grande quedó estupendo, y en las pequeñas tuve este error y quedaron un poco peor.
· Los de los mecheros y las fotos sed condescendientes con esta última ;)


tarta de queso y chocolate 
Fotos de lectores.

tarta de queso y chocolate 








Andrea se ha también se ha animado con la tarta. Riiiico. Es una presentación más conceptual :)

1 de marzo de 2012

fideos chinos con pollo y almendras

fideos chinos con pollo y almendras Después de varios días, vuelvo. He tenido muchos problemas para hacer máximo histórico de entradas en el mes de febrero y no lo he conseguido. Os cuento:
Repetí las cookies de chocolate con Mary para que ella las llevara a Tecno. No dio tiempo a la foto.
Intenté natillas de chocolate. No acabaron de quedar bien.
Hice patatas con leche el domingo. La cámara se quedó sin pilas.
Tenía preparada una berenjena rellena diferente. Tenía demasiada hambre al llegar.

Suena todo a excusa, pero no lo es, jiji.

Hoy, para inaugurar marzo, un plato de fideos chinos con pollo y almendras cortesía de Javi recetas.

Ingredientes.

· Un par de filetes de pechuga de pollo cortados en tiras.
· Una cebolla.
· 1/2 pimiento rojo.
· Unas almendras (15 o así).
· Unas setas shiitake.
· Fideos chinos vermicelli celofán.
· Aceite y sal.
· Salsa de soja.

Preparación.

1. Ponemos 2 ó 3 cucharadas de aceite en una sartén. Tostamos las almendras (cuidado que se tuestan enseguida). Las sacamos, escurrimos y reservamos.

2. Salpimentamos el pollo y doramos en la misma sartén de las almendras. Sacamos y reservamos.

3. Troceamos la cebolla en juliana (tiras finas), lavamos y cortamos el pimiento también en tiras finas, y lavamos y cortamos las shiitake en láminas.

4. Pochamos la verdura en la misma sartén a fuego medio. Comenzamos por el pimiento, a los 4 ó 5 minutos añadimos la cebolla, y de nuevo a los 4 ó 5 minutos, las setas y finalmente todo junto otros 5 minutos.

5. Vamos calentando el agua para preparar los fideos chinos. Se pone abundante agua con sal, y cuando rompa el hervor, introducimos las madejas de fideos, removemos y apartamos del fuego.

6. Incorporamos las almendras y el pollo a la sartén de las verduras. Echamos salsa de soja al gusto y removemos.

7. Vamos escurriendo los fideos y añadiéndolos a la sartén en tandas pequeñas para ir mezclando bien todo el conjunto.

Recomendaciones.- Con esta receta he aprendido que hay muchas clases de fideos chinos. Fideos chinos de trigo (con o sin huevo), fideos chinos de arroz (también llamados vermicelli de arroz) y los que hoy usamos que son fideos chinos vermicelli celofán (hechos de habas de mungo). Estos últimos cuando se remojan en agua caliente, se vuelven transparentes.
Creo que son intercambiables, simplemente os lo cuento porque a mi me ha parecido interesante, y a partir de ahora me fijaré.
- Las setas shiitake no son lo más barato del mercado, ayer estaban a 9.55€/kg, pero como compré 4 ó 5, pues fueron nada más que 0.55€ y así salgo del típico champiñón (aunque es perfectamente sustituible en esta receta).
- La salsa de soja que yo uso, no es demasiado salada, por eso le eché sal a las verduras mientras se pochaban, pero si es la primera vez, yo probaría el conjunto al final y luego rectificaría de sal en el caso de ser necesario.
- Cuando se hacen platos de cocinas diferentes (árabes, chinos) muchas veces recomiendan utilizar aceite de girasol en lugar de oliva, pues no tiene un sabor tan fuerte. El plato de la foto está hecho con aceite de oliva, pero sí que es verdad que cuando algo lleva muchas especies o sabores distintos, a veces uso de girasol.
- Se pueden utilizar almendras saladas, pero previamente lavadas debajo del grifo para que se les quite algo la sal.