23 de enero de 2012

brownies o mis pequeños marroncitos

Es un título más que adecuado, marroncitos tengo muchos.

Otra receta para desayunos y meriendas.

La primera vez que lo intenté fue ya hace mucho tiempo siguiendo una receta del que ha debido ser mi primer libro de cocina, La cocina con Astérix. No recuerdo que pasó en aquella ocasión.
Otra intentona fue en una cena en el faro donde se sirvió reducido a migajas, lo cual no importó y nos lo comimos igual con helado de vainilla y chocolate fundido.
Con el equipo postrero oficial, Ale y Fer, lo intentamos para la última raclette, tuvimos un problema de tiempo y recipiente, pero la cosa ya empezó a funcionar. Ale ahora lo borda.

Y nada, aquí os dejo el último intento, siguiendo proporciones de webosfritos pero con alguna modificación y presentación diferente.

Ah, y no os desaniméis con todas mis intentonas. No es difícil. Con estas cantidades sale solo, y muy rico.

Ingredientes.

· 3 huevos.
· 100g de mantequilla.
· 200g de chocolate para fundir.
· 75g de azúcar moreno.
· 75g de harina de fuerza.
· Una cucharadita de levadura química.
· Un puñado de nueces picadas.

Preparación.

1. Se funde el chocolate con la mantequilla en el microondas (a potencia baja), vigilando que no se queme. Hay que abrir y remover cada poquito.

2. Se baten los huevos con el azúcar durante unos minutos. A esta mezcla se le añaden las nueces picadas.

3. Se mezclan los huevos y el azúcar con el chocolate y la mantequilla (cuando esté templada).

4. Se tamiza la harina con la levadura, y se añade a lo anterior. Revolvemos lo justo para que los ingredientes estén bien integrados.

5. Preparamos el moldes untándolo con mantequilla y espolvoreando un poco de harina en su interior (quitar la harina que sobre con unos golpecitos). Rellenamos con la masa.

6. Precalentamos el horno a 180º. Introducimos el molde y dejamos hornear de 22 a 25 minutos. Lo sacamos, desmoldamos en cuanto podamos y lo dejamos enfriar en una rejilla.

7. Espolvorear con azúcar glass para decorar. ¡Siempre con un colador!

Recomendaciones.

· Por lo general el brownie es un bizcocho que no lleva levadura. Yo le he añadido un poquito porque pretendía algo menos denso.
· La textura del brownie es crujiente por fuera y jugoso por dentro. Es preferible no pasarse con el horneado.
· Con estas cantidades no sale demasiada masa. No cojáis un molde muy grande pues os quedará un brownie muy chato. En este caso yo he utilizado 5 moldes de tartaleta para conseguir una especie de brownies/magdalenas.
· Se le pueden añadir otros frutos secos, almendras, piñones, etc.
· Está también la posibilidad, sin explorar por mi parte, de añadirle pepitas de chocolate que se fundan dentro del horno, pero esto es más parecido a un coulant, el cual se intentará contar en otro momento. Aquí la que lo borda es Luaces.
· Finalmente os dejo el recopilatorio del blog El monstruo de las Galletas sobre muchísimas recetas y variaciones que se hicieron de este postre #eldiadelbrownie. ¡A disfrutarlas!

8 comentarios:

  1. Una más.

    La receta muy bien. Pero mucho mejor con una máquina especial y me explico.

    Melchor, Gaspar y Baltasar, asesorados por quien sabe qué reluciente cabeza, digo mente brillante, se dejaron caer por casa hace cosa de un mes y me dejaron en prenda un aparato que sólo sirve para hacer minidonuts.

    No está nada mal, y además tiene un librito con recetas, y ninguna de ellas es para hacer minidonuts, todas son para hacer brownies.

    La explicación está en que hay dos modelos de máquina (brownies y minidonuts) y sólo un modelo de librito de recetas (brownies).

    Las recetas, comienzan todas sin excepción así:

    "Ingredientes: Mezcla especial para hacer brownies..."

    Así que este blog ha sido la pieza que faltaba en el universo para poder utilizar una de las máquinas menos eficientes del mundo en su relación utilidad/volumen (categoría que lidera mi horno puenteado que sólo puede calentar a 85ºC antes de saltar los plomos de toda la casa).

    Te mando un beso y dos fotos del resultado y la máquina de marras, marrones.

    En serio, muy ricos y francamente estéticos, aun sin azúcar glas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Regalos de los Reyes Majos. Siempre cae algún armatoste. De todas maneras, quedan superchulos los marrones! Cuantos minidonuts!! Yo quiero probar.
      Te dejo un enlace a una receta de donuts, para que sigas con la producción de "toroides" (englóbese aquí todo lo que sea una circunferencia rotando sobre un eje).

      http://www.larecetadelafelicidad.com/2008/11/donuts.html

      no me deja poner el link correctamente, vaya, ni siquiera tengo privilegios)

      Eliminar
    2. Macho, con las broncas que me echa Lucía por mis mierdafotos, prepárate. Porque he visto las fotos de tus marronuts, que, aparte de sonar a "marranuts", hieren a la vista.

      En dichas fotos, que espero que Lucía publique, no se sabe qué es más cutre, la cocina, el encendedor fashion rosa-verde (completamente a juego con la marronutera azul celeste), o los marronuts que se salen del plato hasta caer a la cimera pringosa para tomar nuevos sabores.

      Respecto al utensilio en sí, recomiendo que lo dediques a I+D personal, conociéndote, no creo que tarde mucho en ser víctima de la ciencia y acabe donde debe. Eso, o regalársela a tus suegros que seguro que carecen de ella, si su mirada es asesina es que no has acertado

      Eliminar
    3. Pero bueno! Si yo te enseñaba las fotos de manera orgullosa porque alguien había hecho la receta.
      Y yo no echo broncaS! Fue un día, un comentario sutil del que después me he retractado, jajaj.
      "Haiga" paz por estos lares.

      Eliminar
  2. Me hiere el comentario, no por que llames cutre a mi cocina o pretendas dar consejos sobre moda (¿tú te has visto?), pero admito que la imagen transmite una falta de cuidado y limpieza que, sin responder a la realidad, afea el trabajo de la chefa y del pinche primo.
    No me pillas en otra.
    Criticar el plato es puta envidia. Son preciosos.

    ResponderEliminar
  3. No era mi idea herirte. Pido amplias disculpas. Tu cocina tiene buena pinta, al igual que tus marrunitos.
    El mechero tiene esos colores para ser bien visible y ser fácil de encontrar. Y el aparato ya te dije que lo dedicaras a I+D personal, que con tu ingenio mayúsculo encontrará su lugar.

    Guárdame un marrunito para cuando vaya a verte, seguro que está más blandito que las rosquillas de San Andrés bendito, que dicen las malas lenguas (los sacalenguas) que sólo sirven como pastillas para jugar al hockey hielo

    ResponderEliminar
  4. Siguiendo tu receta desde la cocina con un telefono moderno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jojo. Y se ve bonito? No está configurado ni na!

      Eliminar